La vicepresidenta segunda, diputada de Economía, Hacienda, Asistencia a Municipios y Recursos Humanos y responsable del Servicio Provincial de Recaudación de la Diputación, Pilar Parra, ha presentado la memoria anual del año 2020 de este organismo autónomo, de la que se desprende una recaudación cercana al 90% en el periodo voluntario de pago de los tributos municipales, hasta sumar 120,11 millones de euros. La vicepresidenta segunda ha destacado el incremento de esta cifra con respecto al año anterior, “teniendo en cuenta que hablamos del 2020, un año especialmente difícil por la pandemia en el que hicimos ampliaciones de plazos para poder pagar en voluntaria, donde también quedaron en suspenso los embargos y se facilitaron los fraccionamientos para los pagos”.

 

Así, en 2020, el porcentaje en periodo voluntario del Impuesto de Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana (IBU) se ha situado en el 89,99%; el de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) en 83,42%; el de Bienes Inmuebles de Naturaleza Rústica (IBR) en 81,82%; el de Arbitrios, Tasas y Precios públicos municipales (ARB) en 87,40%; el de Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICE), ha alcanzado el 94,93%; y por último, el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) ha sido del 88,17%. Asimismo, en 28 ayuntamientos jiennenses se ha recaudado más de un 90% en el periodo voluntario. La cifra total del cobro de estos tributos para los ayuntamientos, en conceptos de recibos, autoliquidaciones, liquidaciones y ejecutivas ha ascendido a 150,6 millones de euros.

 

“Todo esto ha sido posible gracias a la mejora continua del servicio a lo largo del tiempo”, añade Parra, “desde la implantación del servicio de llamadas, pasando por el sistema de gestión de turnos, el plan estratégico, el convenio que se firmó con el catastro y, más recientemente los nuevos canales de comunicación con los contribuyentes, como la introducción del Whatsapp o la aplicación para móviles con la cita previa”. De entre ellos, la diputada destaca la nueva aplicación, “que ha supuesto una inversión importante y que ya está dando sus frutos para recaudar más y mejor para los ayuntamientos, pero sin olvidarnos de los contribuyentes, a los que se le facilita el servicio”. La Memoria de 2020 también recoge los datos los relativos a la atención al contribuyente, con cerca de 6.500 entradas en infotributaria@dipujaen.es; o los 176.700 accesos registrados en la oficina virtual.

 

La vicepresidenta segunda ha puesto en valor el trabajo realizado por el Servicio de Recaudación en la “contribución a la financiación y al mantenimiento de los servicios públicos de los ayuntamientos que nos han delegado la recaudación, la gestión y la inspección de sus tributos propios, en concreto, 93 de los 97 ayuntamientos de la provincia”. Impuestos que, según la vicepresidenta segunda, “son de los más progresistas, porque se adaptan en función a lo que poseen los contribuyentes”.

 

La responsable del servicio de Recaudación de la Diputación ha incidido también en que la cantidad que la Administración provincial cobra a los municipios por este servicio “es la misma del año 1986, a pesar de haber introducido muchas mejoras y haber incrementado el personal, de modo que me atrevería a decir que somos una de las diputaciones que tiene este premio de cobranza más bajo”. Además, Parra ha añadido que el remanente de este importe se redistribuye entre los ayuntamientos, tanto en devoluciones de dicho premio de cobranza como en planes de empleo o en la realización de infraestructuras “una muestra de la importancia que tienen las diputaciones para los ayuntamientos, especialmente los de las poblaciones más pequeñas” ha concluido la vicepresidenta segunda.