El Ayuntamiento de Jaén y la empresa de movilidad ALSA, el nuevo operador del transporte urbano de Jaén, informan de que a partir del próximo 8 de octubre se hará cargo del servicio de autobuses y que la compañía está en condiciones de garantizar a los jiennenses la prestación del servicio en las mismas condiciones que operaba hasta ahora en cuanto a líneas y horarios. De forma progresiva, y en cumplimiento de las condiciones que establece el contrato-puente para el cambio del servicio, se irán implementando nuevas medidas encaminadas a optimizar puntualidad, calidad e información al usuario.

La compañía quiere transmitir un mensaje de tranquilidad a los usuarios e informarles que está trabajando intensamente durante las últimas semanas para que los ciudadanos de Jaén noten lo menos posible el cambio de operador a partir del día 8 en cuanto a sus hábitos de uso del transporte urbano. Desde la compañía también se quiere trasladar un mensaje de agradecimiento a los conductores por su implicación para que en esta transición resulte más fácil, y al Ayuntamiento de Jaén por el apoyo y la confianza depositada en el nuevo operador. Así, de punto de partida, todas las líneas actuales mantendrán sus rutas como hasta ahora, así como tarifas y tarjetas bonificadas y otros descuentos actualmente en vigor. Más adelante, cuando el servicio esté asentado, se plantearán cambios y mejoras en el mismo, que serán consensuadas con el Ayuntamiento de forma gradual, hasta llegar al nuevo modelo que se pretende implantar en la ciudad.

La compañía incorpora nueve vehículos completamente nuevos, a una flota total de 32. Los nuevos autobuses incorporan los últimos avances en cuanto a seguridad, confort, accesibilidad y respeto al medio ambiente. Tres de ellos son de 12 metros, dos de diez metros y cuatro microbuses, en su mayoría del fabricante Mercedes.

Ante el inminente inicio de sus operaciones, Valeriano Díaz, director de ALSA en Andalucía, ha señalado que “estamos tremendamente ilusionados con la gestión del transporte urbano de Jaén, que hemos sido capaces de poner en marcha en un tiempo récord gracias al trabajo e implicación de todos: trabajadores de Alsa, conductores de Jaén y responsables del Ayuntamiento”.
Según Valeriano Díaz, “el inicio de nuestras operaciones en Jaén supone para Alsa un reto apasionante, al que nos enfrentaremos con ilusión, trabajo y eficacia. Esperamos no defraudar las expectativas creadas y poner pronto al transporte urbano de Jaén en el nivel que nuestra ciudad se merece”. Por último, el responsable de ALSA solicita a la ciudadanía “comprensión por si hubiera algún desajuste en los primeros días de servicio que, en caso de producirse, se solventará en el menor tiempo posible”. “Nuestra empresa -añade- tiene vocación de permanencia y esperamos que nuestra actividad en Jaén que iniciamos ahora sea el inicio de muchos años de servicio a la ciudad”.

Por su parte, el alcalde de Jaén, Julio Millán, destaca que el nuevo camino que se abre irá enriqueciéndose con las mejoras tecnológicas, informativas para el usuario y la reorganización de las líneas y las frecuencias con el trabajo realizado durante estos meses en este sentido. “Se trata de que vayamos acompasando el nuevo servicio de transporte urbano para ajustarlo a los cambios en la movilidad que la ciudad va a tener progresivamente y que la sitúan por fin en el siglo XXI, algo que la ciudadanía nos demanda desde hace décadas”.