El 94,37% de las madres que dan a luz a término y en caso de partos vaginales en el Hospital Universitario de Jaén deciden continuar la lactancia materna tras recibir asesoramiento sanitario durante su ingreso. Igualmente, el porcentaje en este tipo de partos que se desarrollan con la práctica “piel con piel”, a través del contacto directo y temprano con la madre tras nacer, alcanza el 91,7% de los casos, y un 98,5% inician de forma temprana la lactancia materna en el propio paritorio.

Estos datos ponen de manifiesto el compromiso del centro jiennense con la lactancia materna. Así, desde el primer momento tras nacer, se promueve que la madre inicie la lactancia. Además, una vez la madre y el bebé están en planta, las matronas del centro maternal ofrecen información a las mujeres sobre el enganche del bebé, o resolución de dudas. Para ello, el Hospital Maternal cuenta con una matrona en la séptima planta, especialmente dedicada a la atención a estas mujeres.

Las evidencias científicas disponibles constatan que este tipo de alimentación debe mantenerse de forma exclusiva hasta que los bebés cumplan seis meses y hasta los dos años junto a otros tipos de nutrientes.

“Estos estudios indican también que la madre es capaz de producir la leche que su hijo necesita en cada momento, de modo que sus características y cantidad varían durante su crecimiento, además que aporta anticuerpos y sustancias biológicas activas que son capaces de disminuir el riesgo del niño de padecer infecciones y enfermedades cuando sea adulto”, ha destacado Catalina Lorite, matrona y líder Guía de Buenas Prácticas Clínicas de Lactancia Materna del centro jiennense, incluida en la estrategia BPSO que trabaja intensamente el Hospital de Jaén.

Otra de sus ventajas es el estrecho vínculo que se crea entre la progenitora y el recién nacido, lo que incluso permanece después, junto a la mejora de la capacidad de visión o el desarrollo intelectual, así como la disminución de la obesidad infantil.

Este hábito favorece también la contracción del útero, disminuye el sangrado tras el parto, ayuda a que se consuman las reservas de grasa acumuladas durante el embarazo y reduce el riesgo de desarrollar determinados tipos de cánceres.

El 80% de las madres andaluzas dan de mamar a sus hijos durante su primer mes de vida, pero en el tercer mes ya son sólo un 40% y en el sexto se reduce más aún este porcentaje hasta un 6,4%, según los últimos datos recogidos sobre ello en la comunidad autónoma.

Por ello, entre los principales objetivos marcados para la Semana Europea de la Lactancia Materna 2021, figuran informar sobre la importancia de la lactancia materna y su protección; apoyar la lactancia materna como una responsabilidad vital; así como promover acciones dirigidas a proteger la lactancia materna para mejorar la salud pública.

En ese sentido, desde la Consejería de Salud y Familias, a través del Plan Integral de Obesidad Infantil de Andalucía (PIOBIN) de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, se están desarrollando distintas acciones de apoyo a la lactancia materna, entre las que se incluyen actividades de formación y de promoción en los centros sanitarios.

Una de las estrategias que apoya y difunde el PIOBIN en los centros y hospitales de Andalucía, es la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), lanzada por la Organización Mundial de la Salud y la UNICEF para impulsar a hospitales, servicios de salud, y en particular a las salas de maternidad a adoptar prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento.

Excelencia en cuidados

Precisamente la lactancia materna es uno de los puntos estratégicos establecidos en el Hospital de Jaén, dentro del programa de implantación de un plan estratégico incluido en el Programa Best Practice Spotlight Organizations (BPSO), conocido en España como Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados, un programa internacional impulsado por la Registered Nurses Association of Ontario (RNAO) de Canadá en el que participan instituciones proveedoras de salud y académicas de todo el mundo.
En España, el programa está dirigido desde la Unidad de Investigación en Cuidados del Instituto de Salud Carlos III (Investén-ISCIII). En Andalucía, se desarrolla este programa a nivel regional, de forma coordinada a través de la Estrategia de Cuidados de Andalucía, Investén-ISCIII y RNAO.
El BPSO – Host nacional ofrece información específica a los líderes y colíderes del proyecto en los diferentes centros, a la que van a acceder los responsables del mismo en el Hospital de Jaén, enfocada a la acreditación de los distintos indicadores que arroje el desarrollo del programa en las plataformas puestas en marcha a tal efecto.