El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández, ha asistido hoy, tras su restauración, el conjunto histórico de la Fuente de la Magdalena y del edificio de las Antiguas Carnicerías-Baños del Naranjo, en Jaén capital, un Bien de Interés Cultural (BIC) que “vuelve a partir de mañana a la ciudad para potenciar su atractivo turístico y contribuir al enriquecimiento del patrimonio histórico jiennense”, ha destacado Fernández, que ha estado acompañado del alcalde de Jaén, Julio Millán, y de la subdelegada Catalina Madueño.

Estos trabajos, según ha explicado, están incluidos dentro de la convocatoria de 2020 del 1,5% Cultural, “un ambicioso programa que año tras año el Gobierno de España, a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), en colaboración con el Ministerio de Cultura, pone a disposición de los ayuntamientos para la recuperación y enriquecimiento de su patrimonio histórico, convirtiéndose en una herramienta de colaboración interadministrativa, donde la generación de actividad y regeneración de entornos urbanos o rurales priman en los criterios de selección de proyectos”.

Dentro de dicha convocatoria, dotada con 61 millones de euros –20,5 millones en ejercicio 2020 y 40,5 millones, en 2021— se seleccionaron 118 actuaciones repartidas por el territorio nacional. De ellas, 28 se localizan en Andalucía, a los que el Gobierno aporta 12,27 millones, cantidad que supera los 19 millones si se atiende al resto de aportaciones de las administraciones participantes.

“Sólo en la provincia de Jaén fueron seleccionados cinco proyectos, con un total de 6,45 millones de euros, en las que el MITMA aporta el 70% del mismo”, ha subrayado Fernández, que ha indicado que “la dotación para la actuación que hoy visitamos asciende a 400.000 euros, de los que cerca de 280.000 euros los aporta el Mitma”. Las obras fueron adjudicadas por el Ayuntamiento de Jaén a Albaida Infraestructuras, S.A.

Gobierno, aliado de los ayuntamientos
Según ha resaltado, para poder conseguir el objetivo del 1,5% Cultural “es indispensable la implicación de los ayuntamientos, principales valedores de estas actuaciones”, por lo que ha agradecido al Ayuntamiento de Jaén, y en particular al alcalde de la ciudad, “el excelente trabajo ejecutado para que la ciudadanía pueda disfrutar de este conjunto histórico, un labor en la que siempre encontrará al Gobierno de España como un aliado para hacer valer sus localidades”.

El BIC fue comprado por el Ayuntamiento en el siglo XV y albergó la pescadería de la ciudad y después de las carnicerías públicas. Con una fachada del XVIII, en 1929 se vació su interior para habilitar una escuela nacional y posteriormente, en 2009, tras muchos años de abandono, se puso a punto el manantial de la Magdalena, de donde parte el Raudal, la cavidad que llevaba agua al resto de la ciudad. En 2013 se ejecutaron trabajos de limpieza y consolidación, a la espera de su definitiva rehabilitación.

Los trabajos ejecutados han supuesto, por una parte, la limpieza, consolidación y puntuales reposiciones en muros envolventes, tratamiento de reparación y consolidación de los tabiques interiores, sustitución de forjados, obras de pavimentación, revestimientos y pintura en paramentos verticales y horizontales.

En cuanto a la Fuente de la Magdalena, se ha mejorado el sistema de evacuación de las aguas del Raudal, instalación de sistema de reciclaje de afluencia de caudal de agua a la fuente, consolidación de los zócalos de mampostería descarnados en la pared, entre otros trabajos.