La Junta de Andalucía y la Universidad de Jaén (UJA) han renovado el convenio que permite la realización de prácticas de alumnado universitario en los recursos de Justicia Juvenil -que gestiona la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local- tras el “parón” obligado por la pandemia del Covid-19. La delegada territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local, Raquel Morales, y el vicerrector de Transferencia del Conocimiento, Empleabilidad y Emprendimiento, Pedro Pérez, han firmado hoy el acuerdo que ambas instituciones tienen en marcha desde hace 16 años.

Morales, que ha agradecido la “colaboración constante” de la Universidad jiennense con la Consejería que dirige Juan Marín y el Gobierno andaluz en general, ha destacado que estas prácticas “son valiosísimas”, ya que permiten a los estudiantes “aprender y materializar todo lo aprendido durante su formación”.

“Y hoy lo hacemos una vez más, después de 16 años, con este convenio, que siempre ha dado muy buen resultado y que supone un plus en la formación de esos estudiantes”, ha dicho. Ha resaltado, además, que “un gran número de estudiantes que realizan estas prácticas después se han quedado trabajando en los grupos y recursos de justicia juvenil”, de modo que también son útiles “para su posible salida al mercado laboral”.

La delegada ha expresado su agradecimiento a todo el equipo de Justicia Juvenil y, especialmente, a los trabajadores de estos recursos por su “disposición tan enorme al recibir” y acompañar a estos alumnos de prácticas, dado que “supone también un sobreesfuerzo para ellos en su día a día”.

 

Más de 300 estudiantes en 16 años

Igualmente, Morales ha apuntado que los estudiantes que se pueden beneficiar de ellas pertenecen a diferentes grados, “aunque por la idiosincrasia de estos recursos de Justicia Juvenil, sobre todo estarán enfocados a trabajadores sociales, psicólogos y educadores sociales”, así como a profesionales del ámbito jurídico.

De esta forma, en el convenio “no hay número de plazas cerradas, al depender de la situación en ese momento de los recursos, las necesidades y posibilidades”, ha comentado Morales, quien ha añadido que en estos 16 años más de 300 estudiantes de la UJA han participado en estas prácticas.

En este sentido, ha mostrado su satisfacción por “poder renovar de nuevo este compromiso en los seis recursos de Justicia Juvenil” disponibles en Jaén, que van desde el centro de internamiento Las Lagunillas a los grupos educativos de convivencia. Una colaboración que se ha visto afectada por la pandemia, “por seguridad de los propios alumnos, trabajadores y menores”, y por ello fue paralizada.

Morales ha indicado que los estudiantes serán recibidos para que tengan un primer acercamiento a estos centros y la labor que en ellos se lleva a cabo, puesto que se atiende a “menores que tienen una situación excepcional”, con medidas judiciales, y hay que tener “mucho compromiso”, además de “sensibilidad” y “confidencialidad”.

“También les va a aportar mucho a cada uno de estos estudiantes, puesto que cada menor va a recibir una serie de actuaciones muy completas en diferentes campos y ellos van a poder visualizar, participar de todo ese proceso”, ha manifestado la delegada territorial.