El delegado territorial de Educación y Deporte en Jaén, Antonio Sutil, ha visitado el CEIP María Zambrano de la capital para conocer el sistema de refrigeración adiabática instalado recientemente en este colegio público de la capital. “Estamos conociendo una de las primeras materializaciones de este ambicioso plan de bioclimatización que la Consejería encabezada por Javier Imbroda ha puesto en marcha para mejorar el confort térmico de nuestros centros públicos y, a la vez, reducir el consumo energético”, ha indicado el delegado. Sutil ha resaltado que en la provincia de Jaén están en ejecución 23 millones de euros en 65 centros para la instalación de sistemas de refrigeración activa y de energías renovables.

Este sistema de refrigeración es una alternativa a los habituales sistemas de aire acondicionado, que funciona refrigerando el aire mediante la evaporación del agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico, las menores emisiones de CO2 y el menor coste de inversión inicial y de funcionamiento, además de que funcionan con aire fresco, sin recirculación, mejorándose así la calidad del aire interior. Para la selección de estas actuaciones se han priorizado centros ubicados en municipios con mayor severidad climática en verano.

Sutil ha destacado “el esfuerzo realizado por la Consejería de Educación por mejorar las infraestructuras de los centros educativos de nuestra provincia. Por primera vez, por parte de la Junta de Andalucía se aborda la climatización de las aulas mediante medidas activas de refrigeración, respondiendo así a una demanda de muchos años por parte de centros y familias”.

La instalación de este moderno sistema de refrigeración es posible gracias al Plan de Infraestructuras Educativas 2020-2027 impulsado por la Consejería para dar respuesta de forma ordenada y planificada a las demandas y nuevos retos del sistema público educativo andaluz en este horizonte temporal. Este Plan de Infraestructuras tiene como objetivos la eliminación progresiva de los módulos prefabricados, medidas para la mejora de la climatización de los centros e implantación de energías renovables, continuar con la eliminación del amianto o la reforma de los centros docentes.

En este sentido, la instalación del sistema de refrigeración adiabática es una de las medidas activas adoptadas para la mejora de la climatización de los centros, así como la implantación de energías renovables. Se trata de dos programas piloto que tendrán continuidad en las próximas programaciones de obras de forma que se vaya llegando progresivamente a más centros educativos de Andalucía. Entre estas intervenciones se siguen incluyendo medidas pasivas tales como como la instalación de elementos de sombra en patios y fachadas, la plantación de vegetación, la construcción de porches, etc.

 

La contratación de estas obras se está llevando a cabo, además, mediante el nuevo Acuerdo Marco de obras puesto en marcha por la Agencia Pública Andaluza de Educación, que permite agilizar los plazos de adjudicación de las actuaciones con presupuestos inferiores a los 500.000 euros, reduciendo los tiempos de contratación desde hasta cuatro meses a una media de dos semanas.