Las consejerías de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local y de Salud y Familias han acordado llevar a cabo la ampliación del área de Patología del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) ubicadas en la planta baja y semisótano del Hospital Dr. Sagaz. El objetivo es poder dotar de mejores instalaciones este servicio para la realización de las autopsias, retomando así el proyecto de ampliación que era muy demandado pero que nunca se llegó a ejecutar por anteriores gobiernos, y compatibilizándolo con el uso asistencial del resto del edificio utilizado como centro de evacuación.

 

Tras una visita a las instalaciones por parte del director general de Gestión Económica y Servicios del Servicio Andaluz de Salud, José Antonio Miranda, y la delegada territorial accidental de Regeneración, Justicia y Administración Local, Marián Adán, ambas parten han comprobado las necesidades del IMLCF, que necesita de más espacio para poder mejorar y modernizar unas instalaciones que se plantearon de forma provisional cuando se trasladaron y “en definitiva poder dar un mejor servicio público tanto al ciudadano como a la Administración de Justicia”, ha señalado Adán.

 

Por este motivo el acuerdo pasa por ceder espacio de la planta semisótano, donde se encuentra la sala de autopsias, para modernizar las actuales y ampliarlas, ya que únicamente se cuenta con esta sala y dos mesas de trabajo. Además, dispone de un módulo de refrigeración con seis plazas, y otras seis en el de congelación. Esta decisión supone que se puede llevar a cabo esta cesión, sin que ello suponga ningún impedimento al desarrollo de la actividad del SAS en el mismo. De hecho, el proyecto que nunca se llegó a acometer era trasladar el IMLCF a la tercera planta, pero “eso generaría muchos problemas para el traslado de los cuerpos y creemos que es mucho más lógico y operativo para todas las partes mantenerlo en el sótano”, ha dicho Adán.

 

Adán ha agradecido la disposición mostrada por la Consejería de Salud, ya que “esto nos va a permitir por fin, tras años de desidia de los gobiernos anteriores, que nuestro IMLCF tengas unas instalaciones modernas y en un espacio idóneo para las necesidades que requiere un servicio de este tipo”. “El objetivo de este Gobierno y de la Consejería de Juan Marín es mejorar todos los servicios que prestamos como Administración de Justicia, que ha sido siempre la gran olvidada”.

 

Por su parte, la delegada territorial de Salud y Familias, Trinidad Rus ha destacado que el Hospital Dr. Sagaz “ha venido albergando los servicios de la Unidad Forense y la Unidad del Sueño y además, es uno de los dispositivos puestos en marcha por la Junta de Andalucía frente al Covid-19, como centro de evacuación durante la pandemia para la provincia de Jaén”, ha recordado.

 

Además, la Consejería de Salud y Familias va a destinar 276.000 euros para mejorar la red de saneamiento del Hospital Doctor Sagaz. “Unas obras de acondicionamiento y mejora de la red de saneamiento que vienen a culminar una intervención necesaria para este hospital”. “Con estas actuaciones se resuelve el expediente abierto y advertencia de medida cautelar de suspensión de vertido, por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), en 2016, y la notificación de sanción de 2018, ante la falta de una solución a las aguas residuales de este centro, “que ahora queda resuelto con la conexión a la red municipal de saneamiento”.

 

 

Un traslado provisional y un proyecto olvidado

 

El Servicio de Patología se trasladó al Hospital Dr. Sagaz en 2017, ya que anteriormente se encontraba en unas instalaciones cedidas por el Ayuntamiento de Jaén en el cementerio de San Fernando, que requerían de unas obras estructurales de gran calado. Por ello, se planteó una reubicación provisional en la zona semisótano (100 m² para Patología) y planta baja del edificio (44 m2 para la zona administrativa), donde se realizó una inversión de más de 123.000 euros, a los que hay que sumar otros 15.000 en actuaciones posteriores.

 

Paralelamente se planteó el proyecto para reubicar el Servicio de Patología con una sede nueva y renovada en la tercera planta del hospital, que incluso fue redactado, pero no fue ejecutado, ya que ni siquiera se llegó a realizar el acuerdo de cesión entre ambas consejerías.

 

El planteamiento actual, solventa los problemas del proyecto anterior, dada las dificultades que supone el trasladar a los cuerpos hasta la tercera planta lo que interferiría en el uso diario sanitario del edificio y, además, aprovecha las instalaciones ya existentes y las inversiones ya realizadas en un espacio perfectamente acondicionado para las necesidades del IMLCF y coexistiendo con el resto de servicios que existan en el inmueble.