El Hospital Universitario de Jaén ha instalado, en su Unidad de Radiodiagnóstico, en el Hospital Médico-Quirúrgico, una nueva sala de Radiología Digital, que incorpora una técnica novedosa y de gran precisión denominada “tomosíntesis”, que ya es empleada en otras áreas de la radiología como en el cribado de cáncer de mama, y que, en este caso, será de gran utilidad para la valoración de las lesiones pulmonares.
La viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, junto director general de Gestión Económica y Servicios del SAS, José Antonio Miranda, miembros del equipo directivo del centro, ha visitado este espacio “que ha supuesto una inversión de 220.000 euros, incluyendo equipamiento y adaptación de instalaciones, que incrementa la capacidad de realizar técnicas de diagnóstico de alta precisión en el hospital de la capital”, ha
indicado.

La tomosíntesis es una técnica que utiliza softwares informáticos, que proporciona una secuencia de planos (información volumétrica) a diferencia de la lineal, que ofrece un único plano a una profundidad que debe ser seleccionada con anterioridad por el operador (información planar). De este modo, la tomosíntesis mejora el nivel de sensibilidad diagnóstica, porque elimina el efecto de superposición de tejidos, proporcionando una localización tridimensional precisa y permite la detección de lesiones muy pequeñas.

“Este sistema posibilita un mejor diagnóstico que la fórmula convencional para muchas patologías. Mejora significativamente la sensibilidad en la detección de nódulos pulmonares, y en el momento actual de pandemia, va a suponer una gran efectividad, permitiendo la detección precoz de las neumonías provocadas por el Covid-19”, ha señalado la viceconsejera.

Por otro lado, es capaz de reemplazar a la Tomografía Computarizada (TAC) en algunos casos que, desde el punto de vista clínico, supone la mejora de circuitos de trabajo, al evitar estas otras exploraciones que, por su complejidad y mayor tiempo de ocupación de sala, disminuye la rapidez en obtener diagnósticos y establecer tratamientos, por lo que el diagnóstico en casos de Covid-19 se verá muy beneficiado.

Junto a ello, los protocolos de seguridad y limpieza en una sala de TAC para evitar el contagio por dicho virus enlentecen el proceso con cada paciente. La tomosíntesis requiere únicamente unos 5 minutos para su realización, lo cual agilizará un área con gran presión asistencial.

Asimismo, la nueva tecnología está equipada con un sistema de reducción de dosis de radiaciones ionizantes que puede llegar a ser inferior al 60% de la carga habitual, lo cual incrementa la protección del paciente y su seguridad.

“Todo esto va a repercutir en la calidad de la asistencia a los pacientes y los resultados en salud”, “el nuevo gobierno quiere con ello repercutir en la equiparación de la provincia de Jaén con el resto de provincias, en alta tecnología y calidad asistencial”, ha enfatizado Catalina García.

Nuevos TAC
El Hospital Universitario de Jaén puso en marcha el pasado año tres nuevos TAC de última generación, lo que ha supuesto renovar dos equipos e incorporar uno más a su área de Radiodiagnóstico, para obtener diagnósticos más precisos y seguros. Se trata de un equipamiento que permite realizar estudios con una excelente calidad de imagen, reduciendo la radiación hasta en un 60% en el paciente.

Los nuevos equipos sustituyen ya a otros con más de 10 años de antigüedad, y supone beneficiar a un gran número de pacientes, ya que la Unidad realiza al año más de 30.000 diagnósticos.
Los tres nuevos equipos disponen de una tecnología más rápida, que irradia menos, algo que es de gran importancia especialmente para población altamente sensible como la infantil, o pacientes adultos que son sometidos a controles periódicos, como los enfermos oncológicos. Además, se obtienen imágenes con mayor calidad y con un menor tiempo de exploración.

Su incorporación forma parte del proyecto de la consejería de la Junta ‘Huella de Energía’ que tiene como objetivo que la sanidad pública jiennense disponga de la mejor información diagnóstica por imagen que la tecnología actual pueda ofrecer, con la mayor seguridad para el paciente y dentro de un proyecto de desarrollo sostenible. Se persigue conseguir la excelencia diagnóstica y posicionar a Andalucía como la región
europea con los niveles de radiación más optimizados en los equipos. En la provincia de Jaén se incorporaron en 2020 4 nuevos equipos, en los Hospitales de Jaén y Linares, con una inversión de 2,4 millones euros.

Ciudad Sanitaria
Por otro lado, la viceconsejera de Salud y Familias ha anunciado que este próximo martes el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía va a aprobar la aceptación de los terrenos de la Ciudad Sanitaria después de que el Ayuntamiento de Jaén aprobase ayer, jueves en pleno y, de forma inicial, los documentos de modificación e innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para seguir impulsando el proyecto de la Ciudad Sanitaria de Jaén.

En concreto, Catalina García ha señalado que estos tres documentos han supuesto muchas horas de trabajo por parte de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y “son pasos necesarios para avanzar a la fase de redacción del proyecto y poder licitar las obras de la Ciudad Sanitaria en Jaén en los primeros meses de 2022”.

“Una vez que estos documentos sean aprobados de forma definitiva por el pleno del Ayuntamiento de Jaén, tendremos luz verde para la licitación a la redacción del proyecto”. Así lo ha indicado la viceconsejera haciendo referencia a los documentos de del PGOU, el Estudio Ambiental Estratégico y la Memoria de Valoración de Impacto de Salud.

Catalina García ha indicado que desde el inicio de la legislatura, el Gobierno de la Junta de Andalucía ha tenido como ‘prioridad absoluta’ la puesta en marcha de la Ciudad Sanitaria de Jaén, un proyecto que “llevaba olvidado en los cajones más de dos décadas y que supondrá la mayor inversión recibida en la provincia jiennense en materia de infraestructuras, en total más de 450 millones de euros”. Es por ello que ya en 2019, “nos pusimos inmediatamente en marcha y constituimos un Grupo de Trabajo para llevar a cabo la elaboración del Plan Funcional para realizar un exhaustivo análisis de la situación del sanitaria de Jaén”.

A continuación, “se estudió la ubicación de la Ciudad Sanitaria, un modelo de Ciudad Sanitaria conectada con la Ciudad Universitaria y el principal Eje Norte de Jaén con el objetivo de desarrollar un amplio programa hospitalario, con sus centros de investigación de avanzadas tecnologías y residencias médicas y con la finalidad de crear una oferta de escala local y comarcal”.

Para formalizar la puesta a disposición y cesión de estos terrenos, llevamos a cabo una reunión con el Ayuntamiento de Jaén y la Diputación Provincial donde se acordó la elaboración de un convenio para poner a disposición los terrenos necesarios para la construcción de la Ciudad Sanitaria, convenio que se firmó en septiembre de 2019.

De esta forma, la Diputación Provincial aprobó en pleno en julio de 2020 la cesión a favor de la Junta de Andalucía de las parcelas inicialmente solicitadas y, por su parte, Ayuntamiento de Jaén aprobó en el pleno celebrado a finales del mes de mayo de 2020 la cesión de la parcela solicitada para construcción de la Ciudad Sanitaria.

Por otro lado, las previsiones del vigente PGOU de 1996 contemplaban que estos terrenos no tenían la consideración de Sistema General, por lo que ha sido necesario modificar las condiciones urbanísticas. Es por ello, que “se ha estado trabajando intensamente durante los últimos meses para elaborar documentos de modificación del PGOU, el Estudio Ambiental Estratégico y la Memoria de Valoración de Impacto de
Salud que nos van a permitir seguir dando pasos en firme hacia la construcción de la Ciudad Sanitaria”, ha concluido.