La delegada territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local en Jáen, Marián Adán, ha visitado las instalaciones del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) ubicadas en la planta baja-semisótano del Hospital Dr. Sagaz en las que la Consejería que dirige Juan Marín ha invertido más de 10.000 euros en actuaciones de mejoras en los dos últimos años. En su visita la delegada ha anunciado que “ya está en estudio la ampliación”.

La delegada ha realizado un recorrido por las dependencias en las que se ubica el Servicio de Patología del IMLCF, durante el que ha podido conocer las actuaciones que se han realizado en los dos últimos años. En concreto, la renovación de lamparas y de los equipos de climatización y la reparación de las cámaras.

Asimismo, en 2020 también se ejecutó la cesión de un despacho colindante a las instalaciones, lo que ha permitido su incorporación al IMLCF y que se haya podido reubicar para el personal “y garantizar las condiciones de espacio y ventilación exigidas por la pandemia”.

Adán también ha podido conversar con la plantilla de trabajadores y conocer de primera mano las necesidades del mismo. “Hemos tratado sobre cuáles serían las mejoras que podríamos abordar y les he podido comunicar que ya estamos en estudio y en conversaciones con Salud para ejecutar la cesión de más espacio en esta planta baja y poder así ampliar las instalaciones”.

Para la delegada si esta operación entre ambas consejerías se llegase a ejecutar, “después de que los anteriores gobiernos plantearan un proyecto de ampliación que nunca llegó a realizarse”, supondría poder dotar de mejores dotaciones al IMLCF de Jaén. “Sin duda nos permitiría ampliar los espacios con los que contamos actualmente, con más salas y cámaras para los cuerpos que llegan hasta aquí”. Actualmente, dispone de un módulo de refrigeración con seis plazas, y otras seis en el de congelación, además de una sala con dos mesas de autopsias.

“Son unas instalaciones idóneas para las necesidades que requiere un servicio de este tipo, ya que su carácter hospitalario compagina perfectamente con el trabajo que se desarrolla a diario en este servicio”, ha indicado la delegada. “Desde la Consejería de Juan Marín estamos trabajando permanentemente para mejorar todos los servicios que prestamos como Administración de Justicia, tanto a nivel de personal como de infraestructuras que, lamentablemente, nos las hemos encontrado muy abandonadas por los anteriores gobiernos”.

En el Servicio de Patología del IMLCF de Jaén trabajan tres médicos forenses, tres auxiliares de autopsia y un administrativo, cuya labor ha sido destacada por la delegada. “Tengo que agradecer el trabajo diario que realizan estos profesionales, que va mucho más allá del servicio que prestan para la Administración de Justicia”, ha concluido.

Los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses son órganos cuya misión es asistir técnicamente a los juzgados, tribunales y fiscalías mediante la práctica de pruebas periciales médicas, tanto tanatológicas (relativas por ejemplo a disecciones de cadáveres, autopsias, etc.) como clínicas y de laboratorio, así como realizar actividades de docencia e investigación relacionadas con la medicina forense. El Servicio de Patología Forense es el encargado de llevar a cabo la investigación médico-legal de aquellos casos en los que se ha producido el fallecimiento de una persona como consecuencia de muerte violenta o sospechosa de criminalidad.