Agentes de la Policía Nacional adscritos a la UDEVPATRIMONIO de la Comisaría de Jaén han detenido hasta cuatro personas como presuntos autores de siete robos en el interior de los vehículos. El modus operandi se repetía una y otra vez, siempre en el mismo lugar; un aparcamiento de una zona sanitaria de la capital. Los investigadores lograron recuperar algunos efectos (terminales móviles) que habían sido sustraídos de sus vehículos.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de las denuncias interpuestas por las víctimas siendo coincidentes en un mismo modus operandi: Localización del vehículo en un aparcamiento de una zona hospitalaria de la ciudad, fractura del cristal de la ventanilla derecha y sustracción de todo cuanto se encontraba en el interior del vehículo.

Las víctimas eran trabajadores sanitarios
Los investigadores trazaron el perfil de los supuestos autores y su forma de actuar. Los vehículos violentados pertenecían a trabajadores que prestaban sus servicios como personal sanitario de un hospital, por lo tanto, los presuntos autores eran sabedores de los horarios de éstos, tomándose el tiempo necesario para sustraer todo tipo de objetos con los que obtener beneficios económicos: herramientas, tarjetas de memoria, discos duros, etc., llegando incluso a sustraer hasta una bolsa de alimentos. Por ello, los investigadores elaboraron un operativo consistente en vigilancias y seguimientos con el fin de identificar y detener a los presuntos autores.

En el momento de la detención, a uno de los arrestados se le decomisó una herramienta propia para la fractura de cristales.

Dos robos en furgonetas de reparto
Los otros dos arrestados actuaron bajo “efecto llamada” al tener conocimiento de que los detenidos anteriores habían obtenido beneficios económicos con los objetos que robaban en los vehículos. Por ello, presuntamente, se especializaron en sustraer todo cuanto encontraban en las cabinas de las furgonetas de reparto. Para ello, esperaban a que los trabajadores atendieran sus repartos y, aprovechando que las furgonetas permanecían abiertas, en un breve espacio de tiempo sustraían todo cuanto les podría servir para, posteriormente obtener ganancia económica o cambiar lo sustraído por droga.

Los cuatro detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.