El director general de Infraestructuras, Enrique Catalina, y el delegado de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en Jaén, Jesús Estrella, han asistido hoy a la puesta en servicio del nuevo enlace oeste de la autovía del Olivar, A-316, con el municipio de Baeza. La apertura de este enlace, que ha supuesto la construcción de un ramal y una rotonda, supondrá una considerable mejora para la seguridad vial y el tráfico en esta zona al eliminar el desvío provisional existente.

El enlace oeste a Baeza desde la A-316 forma parte del proyecto de la conexión de la A-316 con la A-32. La obra está actualmente en marcha aunque afectada por la solicitud del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de un modificado de la glorieta de enlace de la A-316R7 con la A-32. Dado que actualmente la comunicación desde este tramo de la A-316 a Baeza se lleva a cabo a través de un acceso provisional realizado durante las obras de la variante, y prolongar su uso supondría incrementaría sin necesidad el riesgo de accidentes, la Consejería de Fomento ha decidido poner en servicio el nuevo enlace y no esperar a culminar todo el proyecto para mejorar así la seguridad vial en esta vía.

El nuevo acceso, que permite eliminar el desvío provisional, ha consistido en la construcción de un ramal desde la A-316 con una nueva glorieta de 55 metros de diámetro exterior, que soluciona las distintas conexiones que forman la intersección. La obra ha supuesto estabilizar en torno a 13.000 metros cúbicos de suelo y la instalación de un barrera metálica galvanizada simple con protección para motociclistas.

El importe de la inversión de las obras de este nuevo enlace oeste de acceso a Baeza, que hoy se pone en servicio, asciende a 486.925,72 euros, una cantidad que se incluye dentro del presupuesto de más de un millón de euros (1.087.431,58) con el que se adjudicó el contrato completo y que incluye la duplicación de la conexión de la A-316 con la A-32 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a través de una vía de gran capacidad, la A-316R7, de un kilómetro de longitud.

El nuevo proyecto, que recoge la petición del Ministerio de que se construya una glorieta de 80 metros de diámetro, está ya redactado y pendiente de aprobación para permitir el inicio de los trabajos en la zona afectada. Igualmente se ha iniciado el expediente de expropiación de los terrenos necesarios para su ejecución.

A la espera de resolverse ese enlace, esta fase de la obra se encuentra al 60% de ejecución, habiéndose ejecutado el drenaje longitudinal, la ampliación de la plataforma y el extendido de mezcla bituminosa en caliente en la parte no afectada por la modificación de la intersección con el Ministerio.

La obra de conexión de la autovía del Olivar con Baeza plantea la duplicación del enlace de la A-316 con la A-32 (Bailén-Albacete), con dos carriles por sentido, para dar respuesta a los 18.000 vehículos diarios que precisan enlazar entre estas dos vías e incluye la ampliación de las glorietas de acceso a la A-32. El proyecto lleva más de una década planificándose y sin ejecutarse. Se adjudicó en 2010 pero en febrero de 2017, la Dirección General de Infraestructuras del anterior gobierno socialista la licitó de nuevo, con lo que el nuevo Gobierno andaluz se encontró con dos contratos adjudicados cuyo objeto coincidía, uno de 2010 y otro de 2017, una cuestión que hubo que resolver y que ha afectado a la puesta en marcha en marcha del proyecto.

El nuevo Gobierno andaluz decidió impulsar la ejecución de este proyecto que, en palabras de la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, “es clave para el desarrollo económico de la comarca y de toda la provincia de Jaén, ya que va a mejorar las comunicaciones entre los municipios y con ello a facilitar la actividad económica que depende del transporte por carretera, mejorando la seguridad vial e impulsando la creación de empleo”.

Estas actuaciones suponen una apuesta más del Gobierno andaluz por la Autovía del Olivar que se suma a la actualización del proyecto de construcción del tramo entre Martos y la A-6051, en Alcaudete. Ambas actuaciones en enmarcan en el Plan Andalucía en Marcha 2020-2023 del Gobierno andaluz para reactivar la economía tras los efectos del Covid-19. Sólo la Consejería de Fomento prevé la inversión de más de 70 millones de euros en la provincia jiennense.