La delegada territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca, Soledad Aranda, ha hecho entrega al Ayuntamiento de la Carolina de la Agrupación de Vertidos, infraestructura hidráulica pendiente desde 2006 en la que la Junta ha invertido 1.037.487 euros. Con la puesta a disposición de la nueva Agrupación de Vertidos, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía crea las condiciones para facilitar que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) autorice mediante concesión el riego sostenible con aguas depuradas de 500 hectáreas de olivar en La Carolina y Carboneros. Así lo ha destacado la responsable de Agricultura en la provincia tras el acto de entrega de la infraestructura, que ha contado con la presencia de la alcaldesa, Yolanda Reche.

 

Las obras, declaradas de Interés Autonómico, han permitido agrupar todos los vertidos de aguas residuales existentes en el núcleo urbano de La Carolina, mediante dos colectores, norte y sur, con una longitud total de seis kilómetros y dos estaciones de bombeo. A partir de ahora, la nueva Agrupación de Vertidos dará servicio a 14.563 habitantes, garantizando la depuración sostenible en todo el municipio, tal y como dicta la normativa comunitaria.

 

Giro de 180 grados en política de agua

Asimismo, con la finalización de las obras, la comunidad de regantes Carlos III toma el impulso necesario para poder emplear las aguas regeneradas para el riego de unas 500 hectáreas de olivar de los municipios de La Carolina y Carboneros, lo que en palabras de Soledad Aranda, “supone un revulsivo agrícola y económico en la zona, ya que estos municipios son de los pocos de la provincia donde aún no se han dado las circunstancias para tener una superficie de riego de tales características concentradas en una comunidad”. De este modo, la nueva infraestructura abre el paso a obtener “esa tan deseada autorización de vertido para que la CHG pueda resolver la solicitud de concesión de aguas regeneradas que la comunidad de regantes tiene presentada desde hace años”, ha detallado la delegada.

 

Para la responsable de Agricultura en la provincia, la entrega de la Agrupación de Vertidos de La Carolina supone “un nuevo avance” en la política de agua del Ejecutivo andaluz, que ha dado un giro de 180 grados desde una situación de “parálisis” con el anterior Gobierno autonómico hasta un nuevo marco de “impulso y dinamismo” con la Consejería que dirige Carmen Crespo. “Seguimos cumpliendo con nuestro compromiso de ejecutar las infraestructuras de depuración que durante tantos años estuvieron paralizadas. Entre los años 2011 y 2018 se recaudaron 730 millones del canon autonómico de depuración, un impuesto solidario que están pagando todos los vecinos de los municipios de Andalucía y del que los gobiernos anteriores solo habían ejecutado 219 millones, alrededor de un 30%. “Ahora estamos ejecutando 300 obras declaradas de Interés Autonómico desde 2019”, ha valorado Soledad Aranda para recordar que la inversión hidráulica de la Consejería en 2022 en Andalucía será de 140 millones de euros, lo que representa el cien por cien de la recaudación del canon.

 

En Jaén, esta política ha supuesto ya un impulso significativo, con 95 millones destinados a infraestructuras hidráulicas en la provincia, de depuración de aguas residuales (70,8 millones) y de abastecimiento de agua (24 millones), proyectos que permitirán crear más de 1.400 puestos de trabajo en 76 municipios. “Gracias al esfuerzo de la Consejería en política de agua Andalucía ha pasado de ser un problema a ser un ejemplo de buenas prácticas en estrategias de gestión sostenible de recursos hídricos frente al cambio climático”, ha agregado la responsable del ramo.

 

La nueva política de agua incide en la dinamización y protección de las economías locales, al crear empleo verde y salvaguardar el patrimonio natural. Asimismo, representa una oportunidad para apoyar la agricultura de regadío de forma sostenible, creando las condiciones para que se utilicen recursos hídricos depurados.