El alcalde, Julio Millán, junto con el concejal de Mantenimiento Urbano, Javier Padorno, ha visitado los últimos trabajos que se realizan en el Parque Fuente de la Mimbre, en Las Fuentezuelas. Con una inversión de 70.000 euros las obras han servido para dar una solución definitiva a las viviendas de la zona, afectadas por las escorrentías de las aguas pluviales, que también causaban daños al parque, una infraestructura que también se mejora y embellece al mismo tiempo.
El regidor ha recorrido el canal ejecutado en la parte baja de las obras para recoger las aguas de lluvia, un verdadero quebradero de cabeza durante años para los residentes de esta zona. “Donde antes el agua corría libre ahora Mantenimiento Urbano ha realizado un trabajo que creemos es el necesario para evitar filtraciones a las viviendas”, indica. Las escorrentías se recogen en dos puntos por medio de un murete de mampostería. Este murete las canaliza, las une y deposita en dos pozos areneros por los que el agua sale y deja la tierra y otros sedimentos para su limpieza posterior. También se ha repuesto con albero la zona baja donde se sitúan bancos y un área de paseo y se ha procedido a colocar hormigón impreso en un paseo central del parque de más de 1,1 kilómetros de longitud, trabajo que se ultima estos días. A ello se añade que en la parte alta del parque, coincidiendo con el tramo final de acerado de la Avenida de Andalucía, se han colocado baldosas nuevas y asentado las que se encontraban levantadas.