La portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Jaén y teniente de alcalde, María Cantos, ha asegurado que “no se comprende que en las ayudas directas anunciadas por el Gobierno de España hayan quedado excluidos numerosos colectivos, cuyos negocios se han visto seriamente afectados por la pandemia, como pueden ser las peluquerías, lavanderías, ferreterías, tiendas de electrodomésticos, muebles, librerías, floristerías, talleres, academias, tiendas de material deportivo, “souvenirs”, material eléctrico, material de construcción, jugueterías, ortopedias, productos cosméticos o estaciones de servicio”.

La portavoz naranja ha recordado que el Gobierno de España ha lanzado una nueva línea de ayudas, dotada con 11.000 millones de euros, 7.000 de ellos en ayudas directas, que tiene como objetivo que las comunidades autónomas las hagan llegar a los autónomos y empresas de los sectores más afectados por la pandemia, cuyos ingresos hayan caído más de un 30% con respecto a 2019. “Lo que no podemos entender es que no se atienda a todos los sectores por igual, en Ciudadanos creemos que las ayudas deben de llegar a todos los sectores, ya que la crisis de la Covid-19 ha afectado a todos los gremios y esta medida se deja a mucha gente atrás”. Cantos ha insistido en que “de las casi mil actividades económicas que están clasificadas como tal, apenas el 10% pueden acogerse a estas medidas, lo que demuestra que son claramente insuficientes”.

“Entendemos que lo lógico hubiera sido tener en cuenta como único criterio para poder ser beneficiario de estas ayudas, la disminución real y efectiva de la facturación en relación a 2019 como consecuencia de la pandemia y no excluir epígrafes de actividades económicas solo por el hecho de haber sido considerados esenciales o no”, ha defendido la portavoz de la formación liberal.

En esta línea, Cantos ha informado de la presentación de una moción en el próximo pleno municipal que se celebrará el 26 de marzo, y en el que se pedirá instar al Gobierno de España a que rectifique “una exclusión injusta”, de manera que “puedan ser beneficiarios de las ayudas todas aquellas empresas y autónomos que acrediten disminución de la facturación en más de un 30 por ciento, en relación a 2019, como consecuencia de la pandemia”.