Al inicio del proceso de escolarización para el curso 2021/22, desde FSIE (Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza) quiere colaborar con los colegios concertados de Úbeda, promoviendo una campaña que resalte la libertad de las familias para elegir un colegio concertado, en el que desarrollan su labor profesionales comprometidos y cualificados, como opción para la educación de sus hijos con una formación integral y de calidad.

Los centros concertados de nuestra provincia, colegios sostenidos con fondos públicos, ofertan principalmente plazas en Infantil de 3 años, primero de Primaria y primero de ESO, además de Bachilleratos, tanto privados como concertados.

Para este año han elegido como lema “Libres para elegir la mejor opción. Construimos su futuro”. Los trabajadores de los colegios concertados afrecen un acompañamiento continuo del alumnado y de su proceso de aprendizaje. En un año especialmente difícil y convulso en el que la pandemia ha puesto a prueba a todos los profesionales de la enseñanza, consideran más necesario que nunca poner en valor la profesionalidad, dedicación y compromiso de todos los trabajadores, docentes y no docentes, que desempeñan su labor en los centros educativos.

Al problema que sufrimos de descenso de natalidad en los últimos años, ahora se une la gran crisis sanitaria, social y económica, sin precedentes que estamos sufriendo, por lo que FSIE ve una oportunidad para que la Administración siga incrementando los recursos destinados a la Educación, ya que las nuevas circunstancias hacen imprescindible mantener y aumentar las plantillas docentes, así como una disminución de la ratio que permita seguir desarrollando el proceso educativo presencial en unas adecuadas condiciones de seguridad. Hay un nuevo reto, que estan solventando, en los centros educativos ante las limitaciones sanitarias impuestas para contener la pandemia y todos los recursos humanos son absolutamente necesarios para lograr una educación inclusiva y de máxima calidad.

Para FSIE, “el derecho a la Educación y una oferta educativa que garantice a los padres que sus hijos se educarán de acuerdo a las convicciones morales y religiosas de su elección son la piedra angular sobre la que ha de construirse el presente y el futuro del Sistema Educativo. También esperan que, tras el enorme esfuerzo realizado por los profesionales, docentes y no docentes, de los centros educativos durante esta crisis, el gobierno andaluz cumpla, por fin, sus promesas electorales y termine con la discriminación que sufrimos los trabajadores de los centros concertados respecto a nuestros compañeros de los centros públicos”, concluyen.

Cartel