La delegada accidental de Turismo de la Junta en Jaén, Marián Adán, ha participado esta mañana en el acto de conmemoración del primer aniversario de la reapertura del Parador Nacional de Santa Catalina, “que es uno de los grandes emblemas de Jaén”.
Para celebrar esta efeméride la delegación territorial de turismo en Jaén ha hecho entrega a la directora del establecimiento, Carmen Méndez, de documentos con una antigüedad de 40 años que obran en el expediente que éste establecimiento tiene en el Registro de Turismo de Andalucía, como el plano topográfico general del Castillo de Santa Catalina, la lista oficial de precios de restauración del año 1986 o la lista de precios de alojamiento de 1981.
“Estos documentos, que se van a exponer al público, muestran la relevancia que el Parador de Jaén ha tenido a lo largo de los años en nuestra ciudad y en nuestra provincia”, ha asegurado Adán, quien ha querido poner en valor “el buen hacer de uno de nuestros establecimientos insignia durante años, en la búsqueda de la excelencia turística. Ayudando a posicionar con fuerza nuestra provincia como destino turístico de calidad”.
La delegada territorial ha recordado que, “desde su puesta en funcionamiento en la década de los sesenta del pasado siglo, el Parador ha mantenido un fuerte vínculo con la ciudad”. Adán ha incidido en “la apuesta del establecimiento por dinamizar el turismo y generar riqueza. Siempre ha sido uno de éxito y de ocupación y mucho más, si cabe, desde su reapertura”.
En este sentido, la responsable de Turismo de la Junta en Jaén ha valorado “la importante apuesta que se hizo con las obras de remodelación, lo que demuestra el interés por el turismo interior; una tendencia al alza a consecuencia de la pandemia del coronavirus, pues los visitantes buscan destinos menos masificados, seguros y de calidad. Un segmento por el que apuesta la Consejería que dirige Juan Marín y en el que seguimos trabajando”.