El pleno municipal ha facultado hoy (con la abstención de todos los grupos políticos de la oposición y el voto favorable del equipo de Gobierno) a que el Ayuntamiento pueda acogerse a la orden de ayudas del 23 de Noviembre de la Junta de Andalucía, dotada con fondos del Plan Estatal de Vivienda del Gobierno de España, por importe de 11,4 millones de euros para la rehabilitación de vivienda y regeneración de espacios urbanos con un criterio social de atención a zonas desfavorecidas.
“Se trata de una importante apuesta de este Ayuntamiento, que ha hecho un enorme trabajo partiendo casi de cero y sin instrumentos de gestión como un plan de vivienda a cuya redacción renunció el anterior equipo de Gobierno, para que una cuarta parte de la población de Jaén, de cuatro grandes zonas de la ciudad, pueda acogerse a subvenciones directas de hasta el 80% para mejorar su vivienda”, indica Ángeles Díaz, concejala de Políticas Sociales y presidenta de Somuvisa, la Sociedad Municipal de la Vivienda, que en este pleno ha recibido el primer visto bueno para convertirse en órgano gestor de esa importante inversión en materia de vivienda que Jaén ha solicitado. Las zonas de intervención son: casco antiguo (San Vicente de Paúl, Antonio Díaz, San Juan, Magdalena), Polígono del Valle, el grupo de viviendas de “El Alcázar” en zona Norte, Peñamefécit y La Merced. Las dos primeras por ser zonas de aplicación de la Estrategia Regional Andaluza de Cohesión e Integración Social (Eracis) y las otras restantes por reunir criterios evidentes de necesidad de atención de la población con bajos niveles de renta, número de hijos a cargo o percepción de ayudas sociales y de emergencia detectadas en estudios realizados por los servicios sociales. “Además, esta orden contempla una línea de regeneración de espacios urbanos para intervención en algunas calles y plazas de la ciudad”, ha destacado Díaz, quien ha recordado que este trabajo realizado permitirá al Ayuntamiento de Jaén “que lleva mucho tiempo esperando esta convocatoria, disponer de una herramienta de transformación social para ayudar a cientos de familias en la mejora de sus condiciones de vida poder atender con criterios de cohesión, que es el objetivo de estas ayudas, a hogares con evidentes necesidades y graves carencias económicas y sociales”. Díaz ha recordado que en la aplicación de estas ayudas se contará con la participación social como instrumento de desarrollo.
Díaz ha pedido colaboración a la oposición, especialmente al PP, “porque tenemos en nuestras manos un instrumento muy potente para transformar socialmente la ciudad en los próximos cinco años”, en referencia al periodo de aplicación de las ayudas. Las edil ha recordado que los anteriores mandatos han sido años en blanco en las políticas de rehabilitación de vivienda, para las que el Ayuntamiento se convirtió más en elemento de confrontación que de apoyo, renunciando a las ayudas para redactar un plan de vivienda que ahora habría resultado muy valioso, desnaturalizando la función social de Somuvisa, al borde de la desaparición y con amenaza de despido de sus trabajadores o perdiendo ayudas a la regeneración de espacios como las destinadas a La Magdalena. Ha lamentado la confrontación política del PP “que manifiesta una nula voluntad de ayudar a familias con verdaderos problemas de inclusión social”.
Reunión con AVV San Eufrasio-. Por otra parte Díaz mantuvo la semana pasada una reunión con el presidente de la asociación de vecinos San Eufrasio, Miguel Ángel Muriana, para informarle y brindarle apoyo técnico para acogerse a las ayudas a la rehabilitación de vivienda de la Junta de Andalucía recogidas en otra orden, la del 21 de diciembre de 2020 de la Consejería de Fomento, unas ayudas que corresponde tramitar directamente a la Junta a través de su Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA) y de cuya existencia nadie les había informado en reuniones anteriores con representantes de esta administración.
“Estas ayudas no están ligadas a criterios sociales, de renta y situación económica de sus propietarios, que son los criterios que la propia Junta de Andalucía, no el Ayuntamiento, pone sobre la mesa para acogerse a las ayudas en el marco del ARRU (Área de Regeneración y Renovación Urbana). Se trata además de una orden que incluso estaba próxima a expirar en el mes de marzo y cuyo plazo se ha ampliado, por lo que es una oportunidad única para acogerse a ellas mientras llega la descatalogación de Las Protegidas, que es el compromiso que desde la Junta se ha adquirido con ellos en esta legislatura”, señala la edil.

Por este motivo, Ángeles Díaz señala que en esta reunión “les hemos brindado dos técnicos municipales que, sin ser competencia nuestra, entendemos que pueden ayudarle debido a la premura de los plazos de solicitud, a tramitar sus ayudas. Sabemos que estos dos técnicos complementarán el trabajo que hagan los de AVRA y evidentemente les aliviará de una importante carga de tramitación administrativa”, indica.