Mientras que la subdelegación del Gobierno cifraba en 2.600 coches los participantes en la macromanifestación de Jaén “enamorados de Jaén, basta ya del ninguneo a nuestra tierra”, según datos de la Guardia Civil que sólo recogían su tramo de competencia, la plataforma ciudadana ‘Jaén Merece Más’ eleva la participación a más de 5.000 vehículos si se incluye todo el recorrido urbano y aledaños, entre los que había 24 autocares, más de 400 motocicletas y la práctica totalidad de taxistas de la ciudad, que han colapsado la ciudad de Jaén y la autovía A-44 hasta el punto de provocar un enorme atasco que ha terminado por paralizar absolutamente el tráfico en la N-323. El recorrido de 30 kilómetros se ha visto saturado ante la invasión de coches de personas llegadas de varios puntos de la provincia para protestar contra el ninguneo, el olvido y el maltrato histórico de las administraciones con Jaén. La ciudadanía ha salido así a mostrar su hartazgo por décadas de abandono institucional con Jaén y cuya última gota que ha colmado un vaso ya desbordado ha sido la de negarle la base logística del Plan Colce, lo que hubiera supuesto la creación de 3.000 empleos. Precisamente en la provincia con más paro de España, y la que acusa una grave emigración y sangría poblacional, ya que el propio Instituto de Estadística de Andalucía prevee que Jaén pierda hasta 103.000 habitantes antes de 2040, la cifra absoluta más grave y con diferencia de toda Andalucía.
La caravana ha sido tal que cuando los coches aun seguían en el punto de inicio en Jaén, la cabecera ya entraba a la ciudad procedente de la A-44, llegándose a tardar hasta cuatro horas en completar el recorrido. Según la organización, la participación ha sido mucho más cuantiosa si se tiene en cuenta que numerosos vehículos se han salido del recorrido marcado debido al colapso y otros muchos han decidido abandonar la protesta por la multitudinaria asistencia. Han acudido cientos de vehículos de pueblos de la provincia para reclamar dignidad con la misma y clamar contra el ninguneo de las administraciones con esta provincia, cuya sociedad civil se ha rebelado definitivamente para gritar un basta ya.