Desde FeSP UGT Andalucía, siempre se ha apostado por una enseñanza presencial porque entienden que es la única forma de llevar a cabo una enseñanza de calidad, pero siendo consecuentes con los  alarmantes datos por contagios COVID de la llamada “tercera ola”, en la mañana de hoy han solicitado, mediante escrito entregado en registro de la Consejería de Educación, que se cierren los centros educativos andaluces, al menos, durante 15 días, como medida para paliar en incremento de contagios.

“Sabemos que esta medida no gustará a todos y que, probablemente la Consejería de Educación ni se la plantee, puesto que priman los intereses económicos a la salud de los docentes y de los propios alumnos, pero entendemos que es una decisión que podría paralizar la grave situación en la que estamos inmersos”, consideran.

Desde que comenzó este curso escolar, los contagios han ido en aumento y no se ha salido de la segunda ola cuando ya estamos en la tercera, sin que haya habido recuperación de la anterior. “¿Tendrá algo que ver esto con la falta de medidas y los cambios de protocolos sanitarios cada vez menos restrictivos en los centros educativos?”, se preguntan.

UGT sigue insistiendo en que, de haber tenido en cuenta sus recomendaciones de no abrir los centros educativos sin las medidas oportunas, hoy en día habría muchos menos contagios de los actuales.

FeSP UGT Andalucía pone en valor el gran esfuerzo de los docentes que aseguran  han puesto todo su empeño para que las aulas sean lo más seguras posibles, aún sin contar con los medios, dicen, y es por ello, por lo que ya han solicitado a la Consejería que inste al Gobierno Andaluz a priorizar la vacunación de los docentes como colectivo esencial y de riesgo.

Por todo ello, ante el desbordamiento de contagios, desde FeSP UGT Andalucía piden a la Administración el cierre inmediato de los centros educativos andaluces, al menos, durante 15 días, para frenar este “tsunami”.