El Ayuntamiento de Jaén ha conseguido la última de las cinco viviendas que rodean la iglesia de San Miguel, en el casco antiguo. Se trata de un paso imprescindible de cara a la recuperación de este templo, que figura desde hace años en la lista roja de patrimonio en riesgo de desaparición por la desidia municipal de gobiernos anteriores a la hora de frenar su deterioro.

La teniente de alcalde y edil de Presidencia y Patrimonio, África Colomo, explica que se trata de uno de los cinco inmuebles, en este caso en la calle Misericordia, que esconden vestigios del templo, cuya parte más visible sufrió incluso en la época de gobierno del PP varios derrumbes por abandono, así como algunos episodios de vandalismo. “Era prioritario adquirir estos inmuebles donde los técnicos han encontrado restos de la iglesia de San Miguel, desde partes de algunas de las capillas, restos de contrafuertes, del altar, de las bóvedas de crucería e incluso de frescos”. El acuerdo con los propietarios se materializará en las próximas semanas.

Colomo destaca la colaboración entre el área de Patrimonio, el Patronato de Cultura y la Sociedad Municipal de la Vivienda (Somuvisa) para poder cerrar esta operación. “Con este paso podemos ya intervenir con un proyecto en la rehabilitación del templo, dentro de la inversión de más de 5 millones para la recuperación de esta zona (desde el templo a iniciativas de regeneración urbana en calles) prevista dentro de la estrategia europea Dusi cofinanciada con fondos Feder”. La concejala explica que para ello el Patronato de Cultura ha creado un comité de técnicos y expertos que trabajará con solvencia en un trabajo que pretende recuperar como ruina arqueológica y puesta en valor de los restos que alberga este templo, algunos incluso de la época musulmana.

Forman parte de este órgano asesor inicialmente el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Jaén, Pedro Galera; el catedrático de Historia y Arqueología Medieval de la Universidad de Jaén, Juan Carlos Castillo; el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Jaén, Manuel Jódar; el arquitecto Rafael Hayas, en representación del Colegio de Arquitectos; la restauradora Teresa López; el presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, José Miguel de la Torre; el historiador, experto de la parroquia de San Miguel, José María Díaz, autor de publicaciones de referencia sobre este patrimonio de la ciudad, además de Vicente Barba, coordinador de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Jaén. Además, se ha acordado la inclusión de la Asesora Técnica de Proyectos Turísticos del Ayuntamiento de Jaén, Azucena Moreno, así como el edil de Cultura, José Manuel Higueras, y la propia Colomo.