La Junta ha administrado un total de 10.403 vacunas contra el COVID-19 desde que comenzara la campaña de vacunación el pasado 27 de diciembre, tanto a residentes como profesionales sociosanitarios.
La delegada territorial de Salud y Familias ha puesto en valor “la intensa campaña desarrollada para vacunar a las personas más vulnerables, hecha realidad gracias al esfuerzo de los profesionales en el período vacacional navideño, y que ha sido posible gracias al buen trabajo y coordinación de los equipos con los que cuenta la provincia”, ha indicado Trinidad Rus, en una de las residencias donde se han realizado las últimas vacunaciones, y han recibido las dosis profesionales sanitarios que se encuentran en primera línea de asistencia en la zona básica de Orcera.
Las vacunas se han repartido a un total 7 hospitales, 4 centros de Atención Primaria y están en funcionamiento 7 unidades móviles para administrar las dosis en las residencias de mayores.
De esta forma se cumple, a día de hoy, con la programación prevista y la vacunación del 98% de las residencias de la provincia, de manera que las personas residentes en estos centros y el personal que los atiende habrán recibido ya la primera dosis de la vacuna.
Junto a e ello, se han realizado test a profesores de primaria, secundaria y escuelas infantiles, con un total de 11.622 pruebas, para lo que ha sido necesario “el esfuerzo incesante de profesionales de Enfermería, celadores, y Equipos Directivos de Enfermería, coordinados junto a la delegación territorial de Salud y Familias”.