El delegado territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Jaén, Antonio Sutil, se ha reunido hoy con los representantes de la Federación de Padres y Madres (FAMPA) “Los Olivos”, Belén Navarro y Pedro Delgado, entre otros, así como con el presidente de la Asociación de Directores y Directoras de Instituto de Andalucía en Jaén (ADIÁN), José Manuel Espinosa. Lo ha hecho para realizar un balance del primer trimestre de curso mediante unos encuentros que, según ha manifestado Sutil, “continúan en la línea de trabajo que prioriza la Delegación Territorial, donde el fomento del diálogo, la colaboración con todos los sectores sociales, con las diferentes instituciones y con todos los colectivos, así como la apuesta por mantener unas relaciones fluidas y continuas, son un eje prioritario para la toma de decisiones”.
El delegado ha felicitado a todas las familias y al profesorado por haber sido un “factor clave en el buen desarrollo de este trimestre escolar”, un período en el que los colegios han funcionado, en palabras del propio consejero, Javier Imbroda, «razonablemente bien». Y lo han hecho, según Sutil, gracias a la «responsabilidad compartida, a la colaboración de todos y a las medidas de seguridad que se han tomado desde la Consejería». En este sentido, el delegado de Educación y Deporte ha indicado que, según los datos facilitados por Salud y Familias, esta última semana solamente hay 10 aulas confinadas de las 5770 que existen en la provincia, lo que representa un 0,17% del total. Además, las autoridades sanitarias solo han tenido que cerrar de manera preventiva, y durante un breve período de tiempo, un Centro de Educación Infantil (de 0 a 3 años) de titularidad privada con plazas conveniadas. “En consecuencia podemos afirmar que, aunque el riesgo cero no existe y debemos ser prudentes, hasta ahora no se han producido contagios en los centros escolares de Jaén”, ha manifestado el delegado.
Sutil ha incidido en que los colegios, encabezados por sus equipos directivos, han transmitido un «mensaje de tranquilidad» a la sociedad y que el sector educativo andaluz ha sido un ejemplo a seguir en este primer trimestre de curso escolar. Además, el delegado ha aprovechado para pedir «prudencia en las fiestas de Navidad» y ha apuntado que desde la Consejería se sigue trabajando para que el entorno escolar sea seguro.
Por su parte, el representante de los directores, José Manuel Espinosa, ha señalado que la incidencia en los centros educativos ha sido muy baja, “bastante menor de la esperada” y esto se debe “a las medidas tomadas en los centros y a la labor llevada a cabo por todos los miembros de la comunidad educativa”. Un trabajo basado en la información, la pedagogía y en “hacer saber a las familias, a los chicos y a la población en general la necesidad de realizar las cosas tal y como están establecidas”. “Yo me atrevería a decir que estamos en una situación de cuasi normalidad y que nuestros alumnos y alumnas conocen el protocolo Covid y lo respetan en gran medida”, ha concluido.