La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, junto al comisario jefe principal del Cuerpo Nacional de Policía en Jaén, José Miguel Amaya, ha presentado este martes el dispositivo que tiene por objetivo la prevención de hechos delictivos -principalmente hurtos, robos y fraudes-, de los que son víctimas los comerciantes y clientes, proporcionando así un entorno más seguro en los comercios de la provincia.

La subdelegada ha destacado que se han puesto en marcha distintos mecanismos de cooperación entre las instituciones públicas y las entidades privadas implicadas en la seguridad y en la actividad comercial. De este modo, Madueño también ha agradecido el “esfuerzo extra” que van a realizar en estas fechas los agentes implicados en el operativo salvaguardando la seguridad de las compras navideñas. Esta labor se suma a las que viene desarrollando el Cuerpo Nacional de Policía, tales como: la seguridad ciudadana, la ejecución del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista y las referentes a las medidas para la contención del Covid-19.

El Plan Comercio Seguro puesto en marcha por la Policía Nacional tiene como objetivo mejorar la seguridad del comercio durante la época navideña. El operativo que se mantendrá activo hasta el día 10 de enero, implica un refuerzo de la presencia de agentes y cuenta con la participación de la gran parte de los efectivos de las brigadas de Seguridad Ciudadana y de Policía Judicial de las comisarías de Policía de la provincia, que junto con las demás Fuerzas de Seguridad, Policía Local y con el personal de seguridad privada, se garantizará la eficacia del operativo, establecido en la capital y en las otras tres ciudades de la provincia que cuentan con comisarías de Policía Nacional: Linares, Andújar y Úbeda.

Catalina Madueño ha destacado la puesta en marcha de distintos mecanismos de cooperación entre las instituciones públicas y las entidades privadas implicadas en la seguridad y en la actividad comercial. Acciones que, según ha detallado, se pusieron en marcha en la fase previa del plan, iniciada a primeros de diciembre, en la que los agentes contactaron con las asociaciones de comerciantes y colectivos ciudadanos para difundir y dar a conocer los principales consejos preventivos de seguridad, ofreciendo también información sobre precauciones y prevenciones que deben adoptar para evitar convertirse en víctimas.

En este sentido, se les están facilitando guías y trípticos. También en esta fase se han intensificado los contactos con los representantes de la seguridad privada para difundir consejos y pautas de actuación.

En la fase operativa, que comenzó el 10 de diciembre, el peso principal de las actuaciones lo llevan las Unidades de Seguridad Ciudadana, con un incremento de los servicios de prevención tanto de uniforme como de paisano, en los lugares de mayor riesgo para la seguridad de los comerciantes y público. Hay también un intercambio de información con comerciantes y ciudadanos y se potencia la presencia policial en lugares y zonas de gran afluencia de personas.

Consejos a comerciantes

Durante estos días la Policía facilita la información con un sistema digitalizado de código QR que proporciona el acceso al contenido de la Guía Comercio Seguro, elaborado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, con consejos de seguridad que se deben adoptar en el establecimiento.

Estas medidas se reúnen en un decálogo que pasa por disponer de un sistema de cierre seguro para todos los accesos, mantener alguna luz de fachada durante la noche, reforzar los espacios comunes (como vestíbulos o escaleras) o elementos de separación del establecimiento con otros edificios, instalar un timbre exterior con sistema para apertura remota o asegurar los productos con sistemas de alarma electrónicos y mantener fuera del alcance del público los de más valor.

Se aconseja, igualmente, no realizar el recuento de caja a última hora y solo, fijar un límite de dinero para la caja registradora y retirar lo que lo exceda, no fiarse de servicios técnicos no contratados o sospechosos, conectar la alarma de seguridad al cerrar comprobando que no haya nadie dentro y evitar siempre el enfrentamiento con el delincuente, especialmente si va armado.

Consejos a consumidores

Junto a ello, la Policía ofrece recomendaciones a los ciudadanos que acuden de compras a las zonas comerciales, como no sacar dinero a requerimiento de desconocidos, aunque le ofrezcan, aparentemente, un gran negocio. Asimismo, se aconseja no llevar todo el dinero en una misma cartera o bolso y, si se va a sacar dinero en un cajero, comprobar que nadie esté observando o siguiendo.

También se pide no aceptar ayuda de desconocidos que supuestamente quieren ayudar, ya que en muchas ocasiones tras esa voluntad se esconde un delincuente, al tiempo que se alerta sobre los timos más conocidos y habituales.

Junto a ello, se ofrecen indicaciones sobre compras en Internet, así como de compras de productos falsificados que, además de suponer un delito relativo a la propiedad industrial, su adquisición puede conllevar problemas de seguridad o para la salud. Juguetes, aparatos electrónicos, baterías o productos alimentarios deben de pasar los controles correspondientes de entidades de Sanidad y Consumo.

Finalmente, desde la aplicación Alertcops cualquier persona con independencia de su idioma o de sus capacidades auditivas o vocales podrá comunicar una alerta sobre cualquier acto delictivo o incidencia de seguridad del que esté siendo víctima o testigo.