El Ayuntamiento de Jaén informa de que un total de seis empresas han solicitado formalmente ser invitadas al proceso de adjudicación del contrato-puente para la prestación del servicio de transporte urbano de viajeros por autobús de la capital. Se trata de las firmas Subus, Grupo Alsa, Grupo Avanza, Herederos de José Castillo, Grupo Ruiz y Transportes Ciudad Condal (TCC). El edil de Servicios Públicos y Contratos, Francisco Lechuga, señala que todas ellas deberán presentar hasta el día 21 de diciembre sus ofertas técnicas y económicas para la explotación de este contrato puente, que no tendrá más de dos años de duración mientras se tramita el definitivo por 10 años para el que ya se ha publicado el anuncio en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE). “Son estas ofertas las que determinarán qué empresa es la que reúne los requisitos y mejores prestaciones ofrece en términos de calidad y precio para la ciudad”, remarca.

El edil recuerda que la legislación permite que este contrato temporal pueda ser adjudicado directamente por el Ayuntamiento pero se ha optado por un procedimiento transparente y participado con publicidad en el Boletín Oficial de la Provincia para que pudiesen optar a él las empresas que lo desearan y cumplieran unos requisitos mínimos. “La prueba de que es un contrato atractivo e interesante frente a lo que algunos puedan decir es el número de empresas que optan a él aun sabiendo que no es por más de dos años”, sostiene.

El concejal explica que una vez presentadas las propuestas por estas empresas a las que se va a invitar formalmente tras haberlo solicitado, los servicios técnicos del Ayuntamiento las evaluarán y procederán a la adjudicación directa, trámite que se espera tener listo el mes próximo, en enero de 2021, que será cuando comience la cuenta atrás para el futuro contrato que regulará por primera vez en 60 años el servicio de transporte urbano en la ciudad. “El contrato definitivo por 10 años se tramitará durante ese tiempo en el que se desarrolla el contrato-puente y se hará con arreglo a la normativa en vigor, con las prescripciones que marca la ley y con el apoyo de un proceso participativo del que ya hemos realizado una primera fase de encuestas en calle a usuarios que se está evaluando para conocer qué demandas hacen quienes utilizan el servicio para mejorarlo y a la que se sumarán las aportaciones de colectivos y entidades”, señala. El edil recuerda que el Ayuntamiento opta en estos momentos por un contrato de no más de 10 años, para que “si pasado este tiempo mejora la situación municipal quienes se encarguen de la gestión de la ciudad en ese momento puedan valorar si siguen con la fórmula de la concesión u optan por otras como la municipalización”, indica.