La edil de Presidencia y primera teniente de alcalde, África Colomo, ha informado hoy en rueda de prensa que un total de 5 empresas han mostrado su interés en ser invitadas a la licitación del contrato-puente que por no más de dos años de duración operará de forma temporal el cambio en el servicio de transporte urbano por autobús de la capital, tras más de 50 años de prestación del mismo sin sujeción a contrato por parte de Castillo. Colomo ha recordado que la normativa europea faculta al Ayuntamiento a adjudicar directamente este contrato temporal, con un único límite, que no puede ser superior a 2 años, pero ha aclarado que el actual equipo de Gobierno ha preferido abrir este proceso de participación para que las empresas que quieran opten a él. “Nos mueve especialmente el interés en dar transparencia y concurrencia máxima a este proceso y cambiar así el modus operandi que había en este Ayuntamiento hasta ahora”. La edil ha señalado que el objetivo del Ayuntamiento es que este nuevo contrato provisional funcione a primeros del año próximo.

La edil ha explicado que estas cinco empresas, de las que hasta que no termine el procedimiento de adjudicación no se facilitará su nombre, reúnen de punto de partida los criterios de solvencia técnica y económica que se solicitan para este contrato, de tipo provisional mientras que se tramita el definitivo por 10 años. “En cualquier caso, podemos adelantar que entre estas cinco se encuentran las grandes empresas del sector, lo que demuestra que este servicio es interesante y atractivo, frente a quienes desde la oposición política en el Ayuntamiento auguraban todo lo contrario, que no iba a tener interés para los operadores”, ha dicho.

Al mismo tiempo, la concejala ha señalado que la actual concesionaria no ha mostrado su interés por ser invitada pero sí ha presentado junto a otras dos empresas más alegaciones a los criterios de solvencia técnica y económica. De ser aceptados la empresa debería además dar un segundo paso y solicitar ser invitada al proceso como han hecho las demás operadoras, “algo que no sabemos si a día de hoy va a hacer o no”, ha dicho la concejala. Colomo ha señalado que si cabe ajustar criterios de solvencia técnica o económica se hará para que cuantas más empresas estén interesadas en participar en este procedimiento lo hagan, pero ha recordado que hay un límite. “La ciudadanía nos pide un servicio de transporte urbano del siglo XXI, moderno, fuerte, eficiente y solvente y la empresa que lo preste debe tener pulmón suficiente para dar respuesta a lo que la gente en la calle pide a este Ayuntamiento, no caben pasos atrás ni un servicio público de saldo o de mercadeo”, advierte. Colomo ha señalado que algunos de los requisitos técnicos y económicos que se solicitan y que van a estudiarse a petición de las empresas que han alegado son, entre otros, tener un volumen de negocio de más de 7 millones de euros, y haber prestado un servicio similar en al menos dos ciudades de más de 100.000 habitantes.

De esta forma, la edil ha señalado que el calendario del Ayuntamiento en este procedimiento está en estudiar las alegaciones y dar margen de 20 días a que las empresas que finalmente soliciten ser invitadas puedan formalizar su documentación. “La idea es contar con que a finales de noviembre podamos culminar esta parte del proceso y proceder a la licitación de este contrato puente a lo largo de diciembre para que funcione desde comienzos de 2021 la nueva empresa”, detalla.

La teniente de alcalde ha recordado que este proceso de licitación del contrato puente y del futuro servicio de transporte por 10 años, que se espera tener a finales de 2021, corre paralelo a los cambios en la movilidad que está operando el Ayuntamiento de Jaén. Así, ya se ha cerrado el proceso de licitación de la redacción del Plan de Movilidad Urbana sostenible de la ciudad de Jaén (PMUS) con cargo a una partida de más de 150.000 euros de la Estrategia DUSI cofinanciada con fondos Feder. Siete empresas optan a este contrato con el que se diseñará el mapa de la movilidad de Jaén del que forma parte esencial la peatonalización, el tranvía, el nuevo servicio de transporte de autobús urbano, la red de aparcamientos disuasorios existentes y otros en proyecto, otros servicios públicos y los vehículos de movilidad personal (patinetes y bicis eléctricas), entre otros.

Junto a ello, una consultora se encargará de realizar encuestas a pie de calle para que los vecinos y vecinas aporten sus propuestas de cara a mejorar el servicio de transporte urbano por autobús, un trabajo que será el germen de un proceso participativo más amplio que a su vez sea la base del pliego de licitación del servicio de transporte de autobús publico de la ciudad de Jaén. Colomo ha recordado que sin estos cambios estructurales, como el vuelco al servicio actual de bus urbano, “el ‘sí’ sin complejos al tranvía y un plan de movilidad urbana no será posible hacer acometer de forma definitiva y correcta la movilidad en la ciudad del Jaén del siglo XXI. “Sin esta valentía y sin estos cambios profundos, lo que hemos visto en el anterior equipo de Gobierno era un fake”, remarca.