La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio pone en marcha unas obras en la Autovía del Olivar para corregir un deslizamiento que amenaza con deteriorar el trazado y que, además, requiere una intervención urgente para mejorar la seguridad en esta parte del trazado. El delegado territorial, Jesús Estrella Martínez, ha visitado hoy los trabajos de ejecución, que se desarrollarán durante los próximos tres meses y que requieren una inversión de 260.030 euros, que tendrá que asumir íntegramente la Consejería.

“No podíamos esperar más. La Autovía del Olivar es una carretera muy importante para la vertebración de la provincia. Conecta las ciudades Patrimonio de la Humanidad de Úbeda y Baeza con la capital y supone una vía rápida de conexión con la provincia de Córdoba desde muchos municipios jiennenses. Desafortunadamente, la falta de mantenimiento y de conservación por parte del Gobierno anterior ha hecho que ahora nos encontremos con problemas destacados. Un ejemplo es este importante deslizamiento, que nos obliga a intervenir de urgencia”, explica Jesús Estrella.

Asimismo, continúa: “Hay que se ágil en este tipo de desperfectos, ya que comprometen la seguridad de nuestros conductores y, además, si no se interviene pronto, van a más, por lo que después se necesita más tiempo y más dinero para repararlos. De hecho, en este caso, podría provocar hasta el corte de la calzada”.

Estos trabajos en la A-316 forman parte del plan de choque que la Consejería ha puesto en marcha para mejorar el estado de la red viaria autonómica con un presupuesto de 30,8 millones de euros para ejecutar antes de final de año. En Andalucía se van a iniciar con esta inversión cerca de 400 obras de seguridad vial, de las que 72 se llevarán a cabo en la provincia de Jaén.

La carretera A-316, denominada Autovía del Olivar, es una vía de gran capacidad con doble calzada que pertenece a la Red Básica Estructurante de la Red de Carreteras de Andalucía. Tiene su origen en Úbeda y final en carretera Granada-Córdoba (N-432) con una longitud de 97,22 kilómetros. Cada día, 11.524 vehículos recorren parte de su trazado. En el punto kilométrico 38+850, en el término de Mancha Real, se ha producido en el terraplén de la calzada derecha. Si no se corrige ya, conllevaría un grave peligro para la seguridad vial y puede provocar el corte total de la calzada. Los daños producidos se manifiestan en la calzada por la presencia de grietas de varios centímetros con escalón lateral y presencia de un badén longitudinal ocasionado por el hundimiento del terraplén afectado por el circulo de deslizamiento.

En tal situación, se ha decidido la estabilización del deslizamiento mediante la ejecución de una pantalla de micropilotes. Se ejecutará una viga de coronación de hormigón armado de atado de las cabezas de micropilotes (180mm) de dimensiones 80 cm x 80 cm. Para completar la actuación se dispondrá una fila de anclajes en cabeza de barra tipo GEWI de 40 mm que refuerce la estabilidad del conjunto. Finalmente, se realizará la restitución de terraplén y reposición de la capa de rodadura asfáltica afectada.

Las obras se ejecutan con una inversión de 260.030 euros, que asume íntegramente la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio. Los trabajos se desarrollan durante los próximos tres meses.