El alumnado del Programa Universitario de Mayores (PUM) de la Universidad de Jaén (UJA) ha donado 8.800 euros de la matrícula del curso académico 2019-2020 a Cáritas Diocesana de Jaén.

La donación se realizó en la Antigua Escuela de Magisterio, en un acto que contó con la presencia del director de Cáritas Diocesana de Jaén, Rafael López-Sidro; del Vicerrector de Proyección de la Cultura y Deporte de la UJA, Felipe Serrano; de la Directora del Programa Universitario de Mayores, Marta Torres; de la presidenta de la Asociación Alto Guadalquivir de Ex alumnos Mayores (AMAG), Carmen López; de la delegada de la sede de Andújar del PUM, Francisca Pérez, y de los delegados de curso de la sede de Jaén del PUM, Antonio García y Juan Manuel Arévalo.

Marta Torres explicó que, a mediados de marzo, debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, la actividad académica de este Programa fue suspendida “y fue, precisamente, la cantidad donada, un total de 8.886,1 euros, la que corresponde a la parte proporcional de la matrícula del curso, no reclamada por dicho alumnado”. En este sentido, destacó la “generosidad del alumnado”.

Por su parte, Carmen López explicó que la idea partió de la directiva de AMAG y que recibió la respuesta favorable “de los alumnos, teniendo en cuenta la situación que estamos pasando ahora”.

Rafael López-Sidro agradeció el donativo, que irá destinado a apoyar el trabajo que realiza Cáritas Diocesana con personas mayores. “Este año vamos a destinar en atención a mayores algo más medio millón de euros. Y de esta cantidad, 250.000 euros proceden de subvenciones y el resto, de la solidaridad de aportaciones tan preciosas como las que habéis hecho vosotros”, aseguró. Asimismo, López-Sidro puso de relieve la precariedad y la soledad que sufren algunos mayores en residencias y en sus viviendas en la provincia de Jaén.