“La Inversión Territorial Integrada (ITI) de la Junta de Andalucía contempla proyectos que ya están finalizados, inaugurados y en servicio”, aseveran desde el PSOE. La parlamentaria socialista Mercedes Gámez lamenta este “juego de trileros” que se han inventado PP y C’s para “rellenar la ITI de forma artificial” con proyectos que ya están terminados, avanzados o licitados y que incluso proceden de la anterior legislatura.
“Han metido proyectos que existían antes de la propia ITI”, apostilla Gámez, quien invita a todo el mundo a visitar el Punto Limpio de Alcaudete, vendido ayer por la Junta y que lleva desde julio funcionando. O los Puntos Limpios de La Carolina y Baeza, presentados en 2018 y que llevaban precisamente cofinanciación de fondos europeos. “La Junta ha cambiado la bolita de un cubilete a otro y ya tiene el timo consumado. Lo ha hecho con buena parte de las infraestructuras hidráulicas que ya estaban en carga”, apunta.

En la misma línea, ve “increíble” que metan en la ITI el ramal Vadollano-Linares en su conexión con la Red General, puesto que se trata de un proyecto aprobado en noviembre de 2018 por la Dirección General de Movilidad y que permanece estancado desde la llegada de PP y Ciudadanos a la Junta. “Otro proyecto que ha ‘adoptado’ la ITI para inflar su contenido”, señala Gámez.

La parlamentaria socialista lamenta igualmente que la ITI  viene “a enterrar las autovías de Torredonjimeno-El Carpio y Jaén-Fuerte del Rey-Andújar, dos compromisos electorales del PP que se disuelven en humo y quedan en simples intervenciones de mejora en ambas carreteras”. “Otro fraude más”, añade”. También pregunta por el anunciado enlace de Mengíbar, que al parecer viene a sustituir la conexión de la autovía con Geolit, un proyecto que estaba listo para su ejecución y que la Junta de derechas ha descartado. “En vez de ejecutar lo que estaba previsto, desenredan la madeja y se sacan otro proyecto de la manga, lo que obligará a reiniciar todo el procedimiento administrativo y por tanto condenará a Mengíbar durante años”, advierte.

Gámez pregunta específicamente por los 16,6 millones de euros de la Consejería de Empleo, porque “no quiere pensar”, dicen, que son justamente los 16,6 millones de euros del Plan Aire. “Sería el insulto final”, añade. Así las cosas, reclama a la Junta que aclare a qué se va a destinar ese dinero en materia de ayuda a la creación de empleo, de apoyo a las empresas y de respaldo a emprendedores y autónomos.

La parlamentaria socialista también ve ofensivo que la Junta prometa actuaciones en el Hospital de Cazorla “cuando todavía ni siquiera lo tiene operativo al 100%, otro ejemplo de descaro político sin parangón, de desprecio a la sanidad pública y de ninguneo a la comarca de Cazorla”.

De igual modo, cuestiona si las obras anunciadas en colegios de la provincia “también son las que están en carga y llevan año y medio retrasando”, es decir, “la misma estrategia que con la Villa Romana de Bruñel, un proyecto del que estaba pendiente ejecutar la segunda fase y que la ITI también ‘adopta’ como si fuera una aportación nueva de la Junta de derechas”.