CSIF Jaén junto con SAB-Jaén han denunciado el recorte salarial al que se ve sometida la plantilla de Bomberos de Jaén desde febrero de 2020. Esta decisión municipal ha provocado un gran malestar entre los profesionales, situación que ha quedado patente en la asamblea de trabajadores mantenida esta semana.

Los bomberos de Jaén, a pesar de ser trabajadores municipales, llevan 30 años desarrollando actuaciones en más de una veintena de municipios de la provincia de Jaén, además de la capital. Por dichas salidas a los municipios jienenses, reciben una cuantía mensual por trabajador de 160 euros, una cantidad que no perciben desde el mes de febrero. De este modo, cada empleado ha dejado de cobrar desde dicha fecha 1.280 euros.

“Este recorte salarios es un ataque hacia los bomberos, una plantilla que se deja la vida a diario por la ciudadanía y cuyo encomiable trabajo ha quedado más que demostrado durante el estado de alarma provocado por la pandemia de Covid-19”, ha manifestado el responsable del sector de Administración Local de CSIF Jaén, Enrique García. Además, los recortes que sufre el Parque de Bomberos “no son sólo salariales, sino que la plantilla se ha ido mermando poco a poco, perdiendo desde 1990 un total de 30 efectivos, un descenso de personal que ha generado un aumento importante de las horas extraordinarias”.
Desde CSIF y SAB-Jaén reclaman al Ayuntamiento de Jaén que “desista de recortar el complemento salarial por salidas a la provincia, fruto de un acuerdo con la Diputación de Jaén”, una práctica que califican de “inaceptable”.

El responsable de Administración Local de CSIF Jaén ha informado que el próximo 30 de septiembre los representantes de los trabajadores del Parque de Bomberos se reunirán con los concejales de Personal y de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento jiennense para “reclamarles el pago de los retrasos a los trabajadores y proponerles un acuerdo para desarrollar una oferta de empleo público que permita reducir las horas extraordinarias y la creación de puestos de trabajo, que tanta falta hace en la provincia”.

García ha destacado que “no deberíamos admitir que se convierta en una costumbre que los bomberos acudan a los juzgados para que se les abonen las horas extras, lo que supone además, un gasto añadido a las arcas públicas por los distintos costes judiciales”.

Además, las dos organizaciones sindicales consideran que “este equipo de Gobierno va a transformar un parque de referencia provincial como es el parque de Bomberos de Jaén, en un parque precario en recursos humanos y materiales y como único resultado será el deterioro del servicio a los ciudadanos y la precariedad de sus trabajadores”.