Un total de 137 personas víctimas de violencia de género, 68 mujeres y 69 menores, han sido acogidas en el Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Jaén durante este primer semestre de 2020. De los 68 ingresos de mujeres registrados en estos seis meses, un total de 19, el 27,9%, se produjeron durante el estado de alarma que estuvo en vigor en España por la crisis del COVID-19 desde el 14 de marzo al 21 de junio. En este periodo de confinamiento domiciliario, los recursos de acogida de la provincia atendieron a 34 personas, 19 mujeres y 15 niñas y niños víctimas de violencia machista.

La asesora de programa del IAM en Jaén, María José de la Torre, ha puesto de relieve el trabajo realizado en los recursos de acogida de Andalucía, gestionados por la empresa Andaluza de Gestión de Servicios Especializados (AGISE), especialmente durante la emergencia sanitaria. “En este periodo de incertidumbre que hemos vivido a causa de esta pandemia sin precedentes nuestra principal preocupación ha sido que aquellas mujeres que tuvieran que abandonar sus casas por su seguridad y la de sus hijas e hijos, pudieran acceder a nuestros recursos. Y eso lo hemos logrado”, ha afirmado. Asimismo, ha destacado que “desde un principio pusimos en marcha protocolos de prevención, contención y ampliación de plazas con el objetivo de evitar que el virus entrara en nuestros centros y tener activo un plan por si la demanda se desbordaba. Por eso, quiero agradecer el gran esfuerzo de todo el personal”.

Los recursos de acogida del Instituto Andaluz de la Mujer comprenden los centros de emergencia, las casas de acogida y los pisos tutelados que prestan atención y acogida urgente e inmediata las 24 horas al día durante los 365 días del año. El centro de emergencia es el recurso que ha acogido a más personas con un total de 80, 47 mujeres y 33 menores. Por su parte, en la casa de acogida ha habido 41 víctimas de violencia de género, 19 mujeres y 32 hijas e hijos. Y, finalmente, los pisos tutelados han estado ocupados por seis personas, dos mujeres y cuatro menores.

De la Torre ha explicado que el Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género y personas dependientes a su cargo responde a un sistema coordinado de recursos cuya finalidad no es otra que ofrecer y garantizar una atención urgente e inmediata a cualquier víctima de la violencia machista en Andalucía, independientemente de su origen, procedencia, situación legal o circunstancias personales y culturales. En estos centros se ofrece una intervención integral a nivel social, psicológico, jurídico y socioeducativo tanto a las mujeres como a sus hijos e hijas.

En este sentido, la asesora de programa del IAM ha subrayado que durante el estado de alarma se ha prestado especial atención a la población infantil de estos recursos. No en vano las y los menores suponen casi el 51% de las personas acogidas hasta junio. Asimismo, ha enfatizado que “en este tiempo se ha priorizado la intervención socioeducativa específica para la población infantil acogida a través del proyecto COVID Warriors, cuyo fin es minimizar las consecuencias negativas psicosociales provocadas por la situación de violencia vivida y acentuada por la incertidumbre provocada por la irrupción del COVID19”. Además, ante el cierre de los centros escolares y con el fin de que el alumnado pudiera seguir las clases online se entregaron 60 tabletas.

En Andalucía se ha atendido a un total de 1.288 personas, 671 mujeres y 617 menores, hasta junio. De los 671 ingresos de mujeres registrados en estos seis meses, un total de 196, el 29,2%, se produjeron durante el confinamiento.

La intervención en los recursos de acogida busca favorecer el restablecimiento de los derechos vulnerados por los actos de violencia contra la mujeres. A estos centros se accede a través de los Centros Provinciales de la Mujer y, especialmente, del Teléfono Andaluz de Atención a las Mujeres 900 200 999, que durante el confinamiento ha gestionado más del 88% de los ingresos.

En concreto, los centros de emergencia prestan protección a las mujeres maltratadas y menores que les acompañan, garantizándoles una acogida inmediata y una atención de emergencia las 24 horas del día todos los días del año. Aquí, además, el personal especializado se encarga de realizar un diagnóstico-pronóstico personalizado y derivación hacia el destino más apropiado a cada caso, ya sea un recurso propio o externo al servicio integral, o a un domicilio normalizado.

Por su parte, las casas de acogida son centros residenciales que garantizan una atención integral, programándose aquellas intervenciones sociales, psicológicas y jurídicas necesarias para que las mujeres sean capaces de superar la violencia padecida. Mientras que los pisos tutelados son viviendas independientes para uso familiar ubicadas en edificios y zonas normalizadas, en ambos centros nuestras especialistas establecen un plan individual de actuación en el que se recojan los objetivos personalizados a conseguir por la mujer durante su estancia en el servicio integral del IAM. Además, se programan y realizan actividades lúdico-culturales dirigidas a todas las personas usuarias de las casas de acogida y los pisos tutelados.

El Servicio Integral de Atención y Acogida a Víctimas de Violencia de Género cuenta en Andalucía con 34 centros, de los que nueve son centros de emergencia, ocho casas de acogida y 17 pisos tutelados. Esta amplia red y su ubicación permiten que ninguna mujer y las personas dependientes a su cargo que se encuentren en una situación de riesgo en Andalucía estén a más de 200 kilómetros de un recurso de acogida.

“Es evidente que la violencia machista existe y que aún queda mucho por hacer para la erradicación de este grave problema social que supone la vulneración de los derechos humanos de las mujeres, pero todas estas cifras nos tienen que hacer reflexionar y seguir realizando una política feminista que combina una estrategia de atención y de prevención”, ha insistido María José de la Torre, quien ha lanzado un mensaje a las mujeres que están sufriendo violencia de género y a su entorno: “La Consejería de Igualdad y el Instituto Andaluz de la Mujer, así como todos sus recursos, están a disposición de las mujeres que así lo necesiten. De la violencia de género también se sale y ahí estaremos para acompañarlas en ese camino. No vamos a dejar a ninguna mujer atrás”.