La Diputación Provincial de Jaén ha emitido un informe jurídico sobre las obligaciones que tienen los consistorios jiennenses a la hora de adoptar medidas extraordinarias de prevención en los colegios públicos tras la pandemia provocada por el Covid-19, un documento en el que se concluye que “los ayuntamientos no son la administración competente a la hora de tomar las medidas preventivas necesarias tanto en materia de salud, como de limpieza y desinfección en los centros educativos”, según recalca el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, quien agrega que “la normativa andaluza deja claro que es el Gobierno autonómico quien es competente a la hora de tomar medidas cuando sucede una situación de pandemia, grave y excepcional como la que estamos viviendo”.

La Corporación provincial, que entre sus cometidos tiene el de prestar servicios de asesoramiento técnico y jurídico a los consistorios, ha elaborado este informe jurídico después de que “hayan sido muchos los alcaldes y alcaldesas que se han dirigido a la Diputación de Jaén solicitando asesoramiento para conocer cuáles son sus obligaciones de cara al inicio del curso escolar, máxime cuando se espera que no va a ser fácil por la pandemia”, explica Reyes. Este documento, que se basa en la normativa estatal y autonómica en materia sanitaria, pone de manifiesto que la ejecución de este tipo de actuaciones no está incluida entre las obligaciones inherentes a los ayuntamientos, pues esas actividades se deben “a una situación excepcional y serían temporalmente limitadas”.

Teniendo en cuenta que el marco competencial de los consistorios en materia educativa se refiere a “obligaciones permanentes, como son el mantenimiento y conservación de los edificios que acogen la actividad escolar, está claro que todas las medidas que se deban adoptar de cara a que los centros educativos estén preparados para el inicio del nuevo curso corresponden a la Junta de Andalucía, que es la que tiene las competencias educativas y sanitarias en nuestra comunidad”, subraya Reyes.

Esto es así porque, como apostilla el presidente de la Diputación, “tanto en el artículo 55.2 del Estatuto de Autonomía de Andalucía como en el artículo 15 de la Ley 2/1998, de 15 de junio de Salud de Andalucía se establece que la vigilancia e intervención epidemiológica frente a brotes epidémicos y situaciones de riesgo de enfermedades transmisibles y no transmisibles son competencias propias de la administración autonómica”.

Una vez aclarada esta cuestión, en el informe emitido por la Diputación se apunta que, pese a que la ejecución de actividades de prevención sanitaria, limpieza y desinfección en los colegios es competencia de la Administración autonómica, esto no impide que los entes locales puedan participar en la ejecución de estas medidas mediante una delegación o una cooperación instrumentada a través de un convenio de colaboración. Eso sí, en ese caso esas tareas comportarían gastos presupuestarios igualmente excepcionales y carentes de financiación específica, por lo que realizar estas labores exigiría la dotación simultánea de los recursos económicos necesarios para llevarlas a cabo.