El Hospital Universitario de Jaén ha recibido el nuevo acelerador lineal (ALE) tipo de última generación, con las más avanzadas prestaciones, fruto de los recientes avances en robótica, informática e ingeniería biomédica, que, al incorporar sistemas de navegación corporal, aportan una mayor precisión en el tratamiento.
Esto permite disminuir el volumen de tejido sano radiado y, por tanto, los efectos secundarios de la radioterapia, abriendo nuevas fronteras a los tratamientos con radiación. Este equipo es uno de los tres aceleradores lineales de última generación con los que contará el Hospital de Jaén, gracias al convenio suscrito con la Fundación Amancio Ortega, el cual permite renovar y ampliar el parque tecnológico para el tratamiento del cáncer con la tecnología más avanzada del momento, convirtiendo a la comunidad andaluza en un referente en Europa.

La principal característica que aporta este ALE, al igual que los dos ya instalados, es la mayor precisión en la administración de los tratamientos, lo que conlleva poder efectuar con máxima seguridad los tratamientos y mejorar la supervivencia en muchos tipos de cáncer al poder aplicar tratamientos innovadores y ultraselectivos de gran efectividad y muy baja toxicidad. De hecho, el pasado mes de marzo comenzó su actividad el primer equipo donado.

El sistema de imagen que incorpora este nuevo ALE permite verificar a tiempo real casi con calidad diagnóstica los volúmenes de irradiación. La mesa en la que se posiciona al paciente también aporta mejoras, ya que se reposiciona automáticamente al paciente desde el exterior en todas las direcciones del espacio (en vertical, en horizontal y en leve inclinación para corregir errores de giro).

Gracias a esta apuesta por la renovación tecnológica, se produce un incremento significativo de la supervivencia y de la calidad de vida en los cánceres más frecuentes con la incorporación de nuevos avances en los procedimientos
diagnósticos, y en los tres tipos de tratamientos del cáncer, como son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Con el desarrollo de estas tecnologías se dispondrá de nuevas opciones de tratamiento como radiocirugía, adioterapia esterotáxica o ablativa, ya implantadas en nuestro centro y que han conseguido convertirlos en un
tratamiento altamente seguro y eficaz.

Al completar la dotación de los tres aceleradores de última generación instalados en red, el Hospital de Jaén pasará a estar en la vanguardia de los tratamientos de radioterapia contra el cáncer.

El proceso hasta la puesta en marcha de este acelerador en el centro requerirá múltiples controles, ajustes y revisiones. Tras la finalización de las obras de adaptación y reforma, que han supuesto una inversión de 80.000 euros, se procederá a la instalación del ALE, la calibración por la empresa, las medidas y aceptación por el Servicio de Radiofísica Hospitalaria y finalmente la aprobación por el Consejo de Seguridad Nuclear. Posteriormente se sigue con la puesta a punto con la calibración, dosimetría e integración en la red informática hospitalaria, para
proseguir con la realización y control de tratamientos en modo teórico, por parte del Servicio de Radiofísica para su aceptación final.

La empresa ‘Elekta’ formará a equipos de técnicos, Radiofísicos y médicos, con supuestos clínicos prácticos y soporte en la red informática ‘Mosaiq’ y se finaliza con una fase de pruebas antes de su uso para tratamiento.