El concejal de Educación, Francisco Díaz, ha mantenido un encuentro con los directores de los centros docentes no universitarios de la capital para abordar la organización de la vuelta a la actividad educativa el próximo mes de septiembre y aplicación de medidas encaminadas a la prevención, protección, vigilancia y promoción de la salud para el curso escolar 2020/2021con motivo de la crisis sanitaria de la Covid-19”.

El concejal de Educación ha escuchado las propuestas y necesidades que ha expuesto el colectivo, al que ha explicado que “la pasada semana, el Ayuntamiento de la capital constituyó una comisión compuesta por responsables de las Concejalías implicadas en este objetivo, que trabajarán para dar cumplimiento, en función de sus competencias, a las instrucciones recibidas por la Consejería de Educación y Deporte a través de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa tanto para las enseñanzas de régimen general como para las de régimen especial no universitarias”.

El edil ha trasladado a los docentes que “el objetivo es contribuir a ofrecer entornos escolares seguros en todos los aspectos posibles” y que “la labor municipal será coordinada y se centrará en cuestiones como la organización de la entrada y salida de los centros de enseñanza y su afectación a las vías públicas aplicando flexibilidad horaria para evitar aglomeraciones o las medidas de higiene, limpieza y desinfección en las instalaciones de Infantil y Primaria, donde el consistorio tiene atribuciones”, al tiempo que ha anunciado que “la próxima semana se celebrará una nueva reunión con el profesorado para dar respuesta a las demandas planteadas hoy e iniciar la coordinación de las actuaciones que se desarrollen para que se encuentren acompañados en este proceso”.

Díaz ha puesto en valor “que la estrategia y protocolos de actuación sean transversales y consensuados y desarrollados por los diferentes agentes implicados para que ofrezcan las mayores garantías” y ha insistido en que “desde el Ayuntamiento estudiaremos la forma de financiar estas medidas excepcionales, al tiempo que pondremos a disposición de los centros todos los medios necesarios que estén a nuestro alcance, conscientes de que se trata de una situación que requiere arbitrar medidas de especial protección para minimizar al máximo el riesgo de contagio y hacer de los centros de enseñanza unos entornos seguros. Las medidas que se adopten no se centrarán sólo en el periodo de apertura de los centros, sino que se mantendrán mientras exista el riesgo de propagación del virus”.