El presidente del Instituto Municipal de Empleo y Formación Empresarial (IMEFE), Francisco Díaz, junto con la segunda Teniente de Alcalde Delegada del Área de Promoción Económica, Comercio y Mercados, Educación, Empleo y Formación Profesional, Sanidad y Consumo, María Cantos, y la gerente de IMEFE, Manuela Ávila, ha mantenido una reunión de trabajo con la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Jaén, Soledad Aranda, para abordar las líneas del proyecto que el Ayuntamiento de la capital, a través del IMEFE, ha previsto presentar para elaborar un modelo de gobernanza medioambiental que tenga como objetivo el diseño de un modelo de parque periurbano en el Monte La Sierra que parta de un análisis de su capacidad para desarrollar estrategias de empleo y empresas en diferentes ámbitos: turismo, medio ambiente, cinegética, deportes, ocio, educación, cultura, etc.

Francisco Díaz ha explicado que “el desarrollo del proyecto requerirá de la asignación de recursos humanos, empresas de apoyo técnico, inversiones en infraestructuras y equipamientos que conformarán un presupuesto de en torno a 1,8 millones de euros sobre el que se solicitará la financiación LIFE” y que “el Monte La Sierra cuenta con una extensión de 2.720 hectáreas y es considerado un verdadero pulmón de la ciudad que compensa la reducida presencia de zonas verdes en el núcleo urbano”.

El concejal ha indicado que “la reunión mantenida hoy con la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Jaén se enmarca en una serie de encuentros con distintas administraciones que entendemos que tienen que estar implicadas en este proyecto”, al tiempo que ha resaltado “la buena sintonía y acogida en torno al mismo por parte de la responsable autonómica, que ha mostrado su buena disposición para estudiarlo y apoyarlo. Pensamos que una iniciativa de este calado debe contar con la confluencia de los distintos niveles de administración (Junta de Andalucía a través de las delegaciones de Desarrollo Sostenible, Turismo y Empleo, Diputación y Ayuntamiento de Jaén) habida cuenta de las competencias de cada una de estas instituciones y del formato jurídico de gestión del espacio”.

Para el presidente del IMEFE “se parte de la existencia de una infraestructura verde con poco aprovechamiento, aunque en ella se están desarrollando algunas actividades educativas (Aula de la Naturaleza) y de empleo (Talleres de empleo), con parte de sus instalaciones deterioradas y algunas rutas de senderismo señalizadas, que se completan con la actividad del Centro de Recuperación de Aves de la Junta de Andalucía, y LIFE+ ofrece la posibilidad de generar un modelo de gestión y aprovechamiento del Parque bajo los principios de sostenibilidad medioambiental y ecoempleabilidad”.

Díaz ha puesto el acento en que “gracias a este proyecto se podrían generar oportunidades de empleo y riqueza, atendiendo, entre otros, las exigencias normativas o detectando posibilidades. En esta capacidad también se debe tener en cuenta activos ligados al Parque como Otiñar o la propia ciudad de Jaén” y en que “las oportunidades se materializarían en el impulso de nuevas iniciativas económicas y atracción de empresas además de usuarios y visitantes; iniciativas que se apoyarían en la adecuación del espacio para el asentamiento de las mismas”.

El concejal ha apostillado que “debería realizarse una intervención integral en la zona que afectara a los accesos a la misma, la adecuación de la actual Aula de la Naturaleza y su conversión en Centro de Interpretación, la adecuación de espacios comunes para visitantes y mantenimiento, otras inversiones que faciliten el asentamiento de actividades empresariales y de emprendedores “Eco-Rural Hub”, adecuación de zonas de alojamiento y restauración y equipamiento y señalética. En todas las intervenciones se atenderán criterios medioambientales como base y sociales: eficiencia energética, economía circular, diseño bioclimático, comercio justo, materiales sostenibles”.

Francisco Díaz ha añadido que “las citadas intervenciones se completarán con el diseño de actividades y contenidos en el que la confluencia de los grupos de interés junto con las administraciones competentes será clave: áreas y elementos informativos y educativos físicos y online, recorridos, áreas de interés paisajística y medioambiental, espacios de deporte, de ocio de esparcimiento o culturales. En este contexto se definirán las medidas que atiendan a las nuevas necesidades surgidas con motivo de la crisis COVID19. Todo lo anterior será la base para la atracción de iniciativas empresariales y de emprendedores (partiendo de las inversiones de adecuación y Hubs), y todo esto previo diseño de un marco que posibilite el aprovechamiento sostenible de los recursos de Parque y formalice compromisos evaluables de cuidado y preservación del mismo. El mapeo del ecosistema y sus servicios permitirá también la configuración de herramientas informáticas que permitan conocer el estado del Parque a través de la entrada de datos derivadas de las comunicaciones de los usuarios y de respuestas de los responsables del mismo o la gestión y seguimiento por parte de las administraciones competentes en relación al uso, afluencia de visitantes, capacidad de carga, etc…”.