La Diputación de Jaén ha conmemorado hoy el Día del Orgullo LGTBI con un acto institucional presidido por el presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, acompañado por miembros de la Corporación provincial. La lonja del Palacio Provincial ha acogido este acto, en el que la diputada de Igualdad, Francisca Molina, ha leído una declaración institucional de apoyo a esta celebración, una jornada festiva que se enmarca en una lucha “que ha de continuar mientras se sigan dando discriminaciones sutiles y no tan sutiles en las familias, en los colegios, en las redes sociales, en el deporte, en las empresas o en el ámbito rural”, ha subrayado Francisco Reyes, que ha reivindicado un Orgullo que defienda “la igualdad, la tolerancia, la libertad y la dignidad”.

En este sentido, el presidente de la Diputación ha puesto el foco sobre algunas situaciones que se siguen dando, “como agresiones, discriminaciones en locales públicos, plumofobia o dificultades en el acceso al mercado laboral, especialmente para personas transexuales”. A su vez, ha recordado el hecho de que “en 70 países la homosexualidad es delito y en una decena de ellos se castiga con la pena de muerte”.

Durante su intervención, Francisco Reyes ha hecho un llamamiento a todos los ayuntamientos “para que sitúen en la agenda local la sensibilización por la igualdad y el respeto, algo que no puede limitarse a un día o semana concreta, sino que tiene ser constante día a día”.

“La igualdad ha de ir ligada a la diversidad y este es uno de los ejes de nuestro II Plan de Juventud”, ha subrayado el presidente de la Diputación, que ha puesto de relieve algunos programas de sensibilización impulsados por la Administración provincial. Entre ellos, “Pensando en D”, con actividades y talleres celebrados en quince municipios jiennenses; o el proyecto europeo “Reconoce y Cambia”, en el que jóvenes son formados como agentes promotores de la igualdad y el respeto en sus aulas.

La diputada de Igualdad, Francisca Molina, ha dado lectura a una declaración institucional en la que se pone de manifiesto el apoyo de la Diputación a esta conmemoración, a la vez que se subrayan los derechos de todas las personas independientemente de su edad, orientación sexual o identidad de género; la condena a cualquier delito de ocio originado en la orientación o identidad sexual o el impulso de políticas que apoyen la integración de personas LGTBI. “Queremos que todas las personas vivan en una provincia que sea un ‘paraíso de colores’ con dignidad y derechos, donde no haya lugar a la discriminación ni al odio por quien eres, como te sientes o a quien ames”, ha concluido Molina.

Con motivo de esta celebración, el Palacio Provincial estará iluminado a lo largo del fin de semana con los colores del arcoirís, símbolo del colectivo. A su vez, se ha creado para seguimiento en redes sociales el hashtag #DipuOrgulloLGTB+. El Día del Orgullo LGTBI conmemora unas revueltas sucedidas en Nueva York en el año 1969, en las que el colectivo gay salió a la calle para reivindicar su integración. Se considera el inicio de la lucha moderna contra la discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género. Este año, además, se conmemora el 50º aniversario de la creación del Movimiento Español de Liberación Homosexual, surgido en 1970; y el 15º aniversario de la modificación del Código Civil que permitió el matrimonio entre personas del mismo sexo.