El Gobierno andaluz financiará con un millón de euros del llamado Fondo Presu- puesto Verde aquellos proyectos que promuevan la integración de la perspectiva medioambiental en el Presupuesto de la comunidad autónoma de Andalucía. En el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de 11 de junio de 2020 se ha publicado la Orden de 4 de junio de 2020, de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, por la que se regula este fondo que contempla un importe máximo de 50.000 euros por cada una de las propuestas realizadas, que se valorarán y seleccionarán por un grupo de trabajo presidido por la Secretaría General de Hacienda.
Los proyectos presentados, promovidos desde las diferentes consejerías y enti- dades del sector público andaluz, deben tener alguno de los siguientes objetivos: potenciar la elaboración de diagnósticos de los programas presupuestarios en función de su contribución a los objetivos medioambientales; fomentar el diseño y seguimiento de objetivos, actuaciones e indicadores presupuestarios orientados a abordar aquellas necesidades detectadas más relevantes; y favorecer el fortaleci- miento de las capacidades y el conocimiento en materia medioambiental, de lucha contra el cambio climático y su relación con el proceso presupuestario del personal implicado en el mismo.
Podrán ser objeto de financiación estudios, investigaciones y análisis presupuesta- rios con enfoque medioambiental; programas de formación, sensibilización, difusión e intercambio; actuaciones presupuestarias innovadoras en Presupuestos Verdes, así como estudios, formación y colaboraciones sobre impuestos y otros ingresos ambientales. El plazo de presentación de los proyectos culmina el próximo 13 de ju- lio y el de ejecución de los mismos, el 31 de diciembre de 2020.
La solicitud de participación en el Fondo Presupuesto Verde deberá ir acompañada del proyecto y de una memoria resumen del mismo, que contendrá, entre otros apartados, los objetivos y actividades propuestos, así como el presupuesto es- timado para desarrollarlos. La presentación se realizará mediante el sistema de Presentación Electrónica General, a la que se accede a través del Portal de la Junta de Andalucía, en el apartado Servicios y trámites, en el siguiente enlace: https://ws094.juntadeandalucia.es/V_virtual/formulario.do
Una prioridad para el Gobierno andaluz
El medio ambiente, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático están en- tre las prioridades de la Junta de Andalucía, objetivos que se potencian en el contexto actual de medidas de reconstrucción frente a los efectos de la pandemia del COVID-19.
La nueva hoja de ruta de la Unión Europea para contribuir a una economía más sostenible, el Pacto Verde Europeo presentado en diciembre de 2019, representa una oportunidad para mejorar la salud y el bienestar de la ciudadanía. La crisis del coronavirus no ha cambiado esta estrategia ya que los objetivos e inversiones ‘verdes’ representan uno de los ejes centrales del Plan de Recuperación de Europa propuesto por la Comisión Europea en mayo de 2020.
El Presupuesto Verde
El denominado Presupuesto Verde hace referencia a aquellas herramientas desti- nadas a promover que tanto las políticas de gasto público como las tributarias sean congruentes con los objetivos ambientales. El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, presentó en Bruselas su compromiso por trasladar la preocu- pación por el medio ambiente, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático a las cuentas de la Administración andaluza. Bravo puso entonces de relieve que “Andalucía se ha convertido en la primera comunidad autónoma en incorporar el concepto de Presupuesto Verde, empleando las cuentas públicas como un vehículo tractor de acciones para reducir las emisiones y contribuir al cambio hacia un nuevo modelo energético”.
Asimismo, para atender el impacto medioambiental que los presupuestos generan, el consejero destacó que las cuentas andaluzas para 2020 incluyen, por segundo año consecutivo, más de 60 indicadores que persiguen “identificar los vínculos en- tre las intervenciones presupuestarias y el cambio climático”, lo que permite valorar “cuál es nuestra política de gasto y cómo afecta al cambio climático”.