La concejala de Agricultura y Medio Ambiente, María del Carmen Angulo, informa que los parques infantiles continuarán cerrados “hasta que no haya un directriz por parte de las autoridades sanitarias que permitan su apertura”. Fue dicha Concejalía la que, cuando se decretó el estado de alarma, se encargó del precintado de estas instalaciones, una labor que contó con la colaboración de la concejalía de Seguridad Ciudadana. “Aunque puedan encontrarse zonas de juego en las que los precintos se retiran recomendamos que no se usen. Pese a que en muchos puntos volvemos a colocar los precintos hay lugares en los que por incivismo en unos casos o por los efectos del viento en otros desaparecen al poco tiempo. Por eso recordamos que la mejor restricción es la precaución de los padres, madres y abuelos con los menores a su cargo. Hay otras zonas disponibles en las que jugar y es solo cuestión de tiempo que podamos volver a la normalidad también con los parques infantiles”, destaca.

María del Carmen Angulo ha aclarado que “de esta forma queremos evitar la aglomeración de personas, es este caso de los niños acompañados por sus padres o tutores, en una misma zona”. Además, se ha referido a que los parques infantiles suelen ser zonas “muy acotadas y la posibilidad de que se produzcan aglomeraciones es mayor que un parque al aire libre donde hay más espacio”.

Para la edil de Agricultura y Medio Ambiente es “mejor prevenir y más en la situación en la que nos encontramos, en la que el virus, pese a estar más controlado, sigue entre nosotros”. Por tanto, desde el Ayuntamiento se recuerda y se recomienda a la ciudadanía, en especial a los padres y madres, que sean “responsables y prudentes y entiendan que dicha medida se toma por el bien de todos”. De igual modo, ha comunicado que cuando las autoridades sanitarias permitan su apertura, se informará debidamente a la ciudadanía.