El patronato de la Fundación Legado Literario Miguel Hernández se ha reunido hoy, una sesión que ha presidido el presidente de la Diputación y presidente de esta entidad, Francisco Reyes. Entre los principales temas abordados, la planificación de actividades para los próximos meses, con la reprogramación de propuestas que quedaron interrumpidas debido al estado de alarma. “No queremos perder ni un minuto más y en esta ‘nueva normalidad’ no puede faltar la cultura, por todo lo que nos aporta a las personas, a quienes nos hace más libres; así como por lo que supone para el empleo”, ha destacado Reyes. La Fundación reanudará su programa en las próximas semanas con la celebración de una serie de diálogos poéticos en los que autores como Antonio Carvajal, Juan Manuel Molina Damiani o Yolanda Ortiz ligarán su obra a la del poeta de Orihuela.

De cara a la celebración de estas actividades, la Fundación está trabajando en el rediseño de las propuestas para adecuarlas a la normativa vigente en materia de prevención y seguridad frente al Covid-19: “Tenemos que adaptarnos a las nuevas circunstancias; aprovechar en ese sentido las tecnologías de la información y las redes sociales”, ha explicado el presidente de la Diputación, que ha valorado la oportunidad que ofrecen estos medios “para hacer aún más universal el acceso a la cultura”. Redes sociales, webs y otras plataformas virtuales harán viables la mayor parte de las conferencias, recitales y actos previstos, con contenidos que gracias a estos canales permanecerán más tiempo a disposición de los usuarios.

Otra de las iniciativas previstas propondrá un acercamiento a la poesía hernandiana a través de la gastronomía, una actividad que incluirá una conferencia del investigador y periodista especializado en nutrición y gastronomía Miguel Ángel Almodóvar. Ligada a esta charla, se lanzará una revista ilustrada en la que cuatro chefs presentarán una serie de recetas inspiradas en las referencias gastronómicas presentes en la obra de Miguel Hernández.

Por otro lado, tendrá una presencia especial en este programa la figura de Rafael Zabaleta, de cuyo fallecimiento se cumplen 60 años. La obra de este pintor de Quesada comparte espacio con el legado de Miguel Hernández en el museo existente en esta localidad. Además de ocupar una serie de conferencias, la vinculación entre ambos artistas centrará una exposición especial que se está preparando para este espacio museístico, ubicado en el parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

Ligadas a este museo, se retomarán las visitas organizadas para grupos, actividad sobre la que ya se ha vuelto a informar a las asociaciones para el desarrollo rural. El programa incluirá también actividades dirigidas al público escolar, de cara al próximo curso. A la organización de una serie de talleres poéticos, con la edición de materiales didácticos, se sumará una exposición itinerante que recorrerá diferentes centros educativos.

En definitiva, “un plan de trabajo en el que seguiremos profundizando en el conocimiento del poeta, no solo entre las personas de la provincia, sino también para hacerlo más universal, que fue el compromiso que adquirimos con la familia del poeta”, ha subrayado Francisco Reyes.

En esta reunión se han valorado también las actividades realizadas a lo largo del año 2019. Entre ellas, la celebración de Seminario Internacional “Jaén 1936-1939: capital andaluza de la República de las Letras”; las presentaciones de libros como el “Epistolario completo de Miguel Hernández” en la Biblioteca Nacional de España; o la celebración de la actividad didáctica “El gorrión y el prisionero”, un concurso en el que se proponía a escolares de la provincia poner fin a un cuento inacabado del poeta.

La Diputación de Jaén, la Universidad de Jaén y el Ayuntamiento de Quesada forman parte de esta entidad inscrita en el registro general de fundaciones en 2018. Entre los fines de la misma se encuentran la preservación y difusión de la obra poética y literaria de Miguel Hernández; el desarrollo de investigaciones al respecto y la puesta en valor del legado literario del poeta. A su vez, la promoción de iniciativas educativas y culturales que promuevan los valores cívicos y solidarios presentes en la vida y obra del poeta y la cooperación con otras instituciones y entidades en proyectos de interés común.