El alcalde de Jaén, Julio Millán, acompañado por concejales del equipo de Gobierno, ha recibido en el Palacio Municipal a la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, Carmen Crespo. El máximo responsable municipal y la representante del Gobierno andaluz han aprovechado esta visita a Jaén para mantener un encuentro en el que el regidor ha trasladado a la representante autonómica la posibilidad de que la capital pueda ser referencia de sus valores oleícolas y naturales a través de iniciativas de protección del entorno y de la promoción y apoyo al sector oleícola. “Somos una capital de montaña, al borde de la Sierra Sur y con el título oficioso de ‘capital mundial del aceite de oliva’. Sin embargo, creemos que no está reforzada esta imagen y que hay medidas que podrían aportar riqueza, identidad y positividad entre nuestros ciudadanos”, ha dicho Millán.

En este sentido, ambos han acordado trasladar a Presidencia de la Junta que Jaén acoja la sede de una oficina Extenda dedicada a la promoción exterior y la exportación del producto, una propuesta que Carmen Crespo ha considerado que posiciona estratégicamente a la capital. Del mismo modo, ambas administraciones, a propuesta del Ayuntamiento, estudiarán qué fórmulas pueden encajar de cara a una posible protección de la Sierra Sur con su declaración como Parque Natural para que sus valores ambientales puedan ser conservador y además un atractivo turístico.

El alcalde ha dejado claro que esta zona de la provincia “tiene unas características biológicas o paisajísticas especiales”, con de hasta 1.800 metros, cañones y paisajes exóticos, además de bosques casi inalterados, donde entre quejigares y encinares forman una gran singularidad, características únicas que ya les valen en algunos casos la consideración de “Monumento Natural”. “La declaración de Parque Natural tendría efectos inmediatos en la economía de las poblaciones que lo componen, ayudando a fijar habitantes al destino. También tendría una especial pujanza para el turismo que atraería inversiones que, sin duda, retornarían en beneficio del espacio natural y sus ciudades”, ha reflexionado Millán.
Tanto la consejera como el alcalde han señalado que es necesario consensuar esta medida con los municipios y estudiar que singularidades y valores permitirían esa protección así como el grado de la misma. Millán ha recordado que se trata de una zona “donde no solo hay recursos naturales singulares sino también valores patrimoniales como Otiñar, con su castillo y vestigios rupestres, o el paraje de Los Cañones, donde se trabaja para la consecución de los terrenos privados que permitan su recuperación. Lo que queremos es ver qué posibilidades técnicas hay, consensuarlo y ver ventajas y desventajas, sin más pretensión de conocer si es posible avanzar en esa declaración de conservación”, señala.

Junto a ello, ambas administraciones estudiarán qué posibilidades de ampliación tiene el punto limpio de la capital, situado en el recinto ferial Alfonso Sánchez Herrera, o si es necesario buscar un emplazamiento para una segunda infraestructura. Otra cuestión analizada es la mejora de caminos rurales de la capital para la que el Ayuntamiento se ha acogido por vez primera en ocho años a las líneas de ayudas de la administración andaluza para su acondicionamiento.