La Diputación de Jaén está trabajando en la mejora de las condiciones de almacenamiento de la documentación existente en su Archivo Provincial, ubicado desde finales del pasado mes de enero en su nueva sede: el edificio dedicado a Vicente Oya Rodríguez que se encuentra en el entorno del Recinto Hospitalario Neurotraumatológico de Jaén. Este espacio alberga más de 20.000 cajas de documentos, miles de libros y planos vinculados a la historia de la Diputación de Jaén, así como de los diferentes patronatos, fundaciones y obras pías de las que esta institución ha sido miembro.

“En el Día Internacional de los Archivos tenemos que subrayar la importancia de estos espacios, donde se alberga un patrimonio cultural y fuente de información de primera mano”, explica la vicepresidenta primera y responsable del Instituto de Estudios Giennenses (IEG), Francisca Medina. Entre la documentación existente en este archivo destaca por su singularidad histórica la sección de Tutela Municipal, que contiene legajos que datan desde los orígenes de la Diputación hasta el año 1825, cuando se aprobó el Estatuto Provincial. En este apartado se recoge información completa sobre los municipios de la provincia y aspectos como el control de bienes, elecciones, demarcación municipal, policía urbana y rural y obras, entre otros.

También posee un gran interés la documentación relativa a beneficencia y asistencia social, ya que las diputaciones provinciales tuvieron desde su creación competencias en la gestión de establecimientos benéficos, por lo que recibieron la documentación perteneciente a patronatos, fundaciones y obras pías que venían desarrollando esta labor desde el siglo XV. Ligado precisamente a estas instituciones, se está reubicando la documentación de los siglos XV y XVI relacionada con la Obra Pía de Expósitos y el Libro Protocolo del Convento Hospital de la Misericordia, del siglo XVIII.

Para mejorar la preservación de este patrimonio, los documentos se están almacenando en cajas automontables, libres de ácidos y especialmente diseñadas para garantizar un ambiente de conservación adecuado. El interior está acondicionado con espuma de polietileno troquelado para colocar los sellos colgantes de plomo.

En este Día Internacional de los Archivos, Medina subraya como prioridad el “velar por la conservación de este patrimonio, así como garantizar el acceso público al mismo”. Para facilitar su consulta, desde el Instituto de Estudios Giennenses se trabaja en la digitalización de esta documentación, “un proceso con el que se ha de garantizar la correcta identificación, organización, descripción, conservación y acceso a dichos documentos”, explica la vicepresidenta primera.

Con el fin de atender aquellas consultas que no puedan realizarse de manera telemática, el pasado 18 de mayo reabrieron sus puertas tanto el Archivo Provincial como la biblioteca del Instituto de Estudios Giennenses, ubicada en el Antiguo Hospital de San Juan de Dios. Con el objetivo de garantizar la seguridad de los visitantes, se ha establecido un sistema de cita previa, así como un protocolo de prevención frente al Covid-19. “A medida que vaya siendo posible, queremos ampliar la presencia de este Archivo Provincial en la cultura jiennense, con la preparación de exposiciones, conferencias y otras actividades relacionadas con el conocimiento histórico presente en este espacio”, subraya Medina.

Sumada a la labor desarrollada por este Archivo Provincial, desde el IEG se sigue trabajando en la catalogación y conservación de diferentes documentaciones y legados. Entre ellos, archivos municipales, con la firma reciente de un convenio para la recuperación, catalogación y difusión del archivo de la ciudad de Jaén; o los legados de grandes autores como Miguel Hernández, Manuel Andújar o Juan Eslava Galán. Entre las últimas incorporaciones, sobresalen los más de 6.000 documentos y 4.000 libros de los marqueses de Selva Nevada, una de las familias nobiliarias más destacadas de Andújar y su comarca. La biblioteca y archivo del IEG cuenta con una versión virtual en la que actualmente hay disponibles para su acceso libre más de 5 millones de imágenes que forman parte de la documentación que alberga en sus instalaciones.