La delegada del Gobierno en Jaén, Maribel Lozano, y el delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Antonio Sutil, acompañados por el presidente de la asamblea provincial de Cruz Roja, José Boyano, han presentado hoy el Programa de Garantía Alimentaria de la Junta de Andalucía. “Se trata de una iniciativa, puesta en marcha a través de esta ONG, que está dirigida a las personas que han perdido su puesto de trabajo, que se encuentran afectadas por un ERTE, que han cerrado su negocio o a quienes no disponen en este momento de medios suficientes para hacer frente a la situación actual y a las consecuencias que la crisis del coronavirus ha supuesto en nuestra provincia”, ha explicado la delegada del Gobierno. Lozano ha aseverado, además, que el Gobierno andaluz trabaja de forma coordinada con las entidades del Tercer Sector y con los ayuntamientos, a través de los Servicios Sociales Comunitarios, para garantizar que estas ayudas “lleguen a los que tienen que llegar” y, además, no se produzcan duplicidades y se abarque al mayor número posible de beneficiarios.
Por su parte, Antonio Sutil ha especificado que esta ayuda beneficia a un total de 2.459 familias de la provincia y que el objetivo es facilitar medios de subsistencia a los que más lo necesitan. En este sentido, ha explicado que el instrumento para conseguirlo son unas tarjetas recargables que, durante los próximos cuatro meses, y con una cuantía de entre 150 y 250 euros en función del tipo de familia solicitante, permiten a sus titulares hacer sus compras básicas en los supermercados y en las tiendas de proximidad. “Estas tarjetas monedero hacen posible que personas y esas familias que más lo necesitan dispongan de recursos adicionales con los que comprar alimentos, artículos de higiene y productos de primera necesidad”, ha apuntado el delegado.
Esta ayuda, aportada directamente la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de sus propios fondos, es compatible con las becas de alimentación a la población escolar más vulnerable que ya se vienen concediendo desde el primer minuto de esta crisis y que suponen en la provincia más de 1.000 beneficiarios, así como con la Renta Mínima de Inserción de la que se han beneficiado en mayo 1.627 familias.
“Se ha hecho un esfuerzo con recursos propios para poner estos 17 millones de euros al servicio de los más vulnerables y, aunque son muchas las necesidades, ésta es ayuda más que se suma a otras que ya se han puesto en marcha y que prestamos en este momento de dificultad”, ha agregado Antonio Sutil. En este punto, el delegado ha incidido en las medidas de protección social que desde la Consejería de Igualdad se han aplicado desde hace meses para hacer frente a la pandemia y minimizar los efectos que está ocasionando en nuestra sociedad, como el procedimiento extraordinario para la concesión de la Renta Mínima de Inserción Social en estos casos de urgencia o el adelanto de las cantidades del Fondo Social Extraordinario para que los ayuntamientos puedan pagar las prestaciones.
“El Gobierno andaluz está redoblando esfuerzos para dar respuesta a las necesidades sociales de los andaluces y andaluzas más desvalidas, que han visto empeorada su situación económica y social durante la crisis del coronavirus”, ha señalado. Así, ha recordado que, ya en el año 2019, la Consejería de Igualdad destinó 5,5 millones de euros a la convocatoria de subvenciones de Solidaridad y Garantía Alimentaria; y que en lo que va de 2020, se ha destinado 18 millones, puesto que a los 17 de la Tarjeta monedero, se suma una ayuda de un millón de euros a la Federación de Bancos de Alimentos de Andalucía, Ceuta y Melilla para el reparto de productos a personas en situación de vulnerabilidad.
Por último, el delegado ha destacado “la rapidez y eficacia con las que estamos actuando para atender el aumento de las necesidades sociales como consecuencia del empeoramiento económico provocado por la crisis del Covid- 19”.
Solicitar la tarjeta La “Tarjeta monedero” puede solicitarla cualquier persona o familia que se encuentre en situación de necesidad en las sedes de Cruz Roja o en los servicios sociales comunitarios. La prescripción de la ayuda se hace tras la
valoración de la situación de la persona o familia y la emisión del preceptivo informe social por parte de un trabajador o trabajadora social.
Su cuantía va desde 150 euros en el caso de una persona solicitante; 200 euros para familias de 2 y 3 personas; y 250 euros en el caso de 4 o más personas. Su importe se recarga mensualmente y es compatible con otras ayudas en los casos del Ingreso Mínimo Vital, Pensión no contributiva, Renta Mínima de Inserción Social de Andalucía, Ayuda Económica Familiar y de emergencia y Becas de Alimentación del Plan Solidaridad y Garantía Alimentaria (SYGA).