Los Centros de Atención Infantil Tempana de la provincia de Jaén reanudan de forma progresiva su actividad presencial, una vez iniciado el proceso de desescalada, y adecuando la prestación a las nuevas necesidades establecidas en Planes de Actuación para la seguridad y satisfacción de menores y familias. De este modo, el 95% de los centros han incorporado la atención presencial en sus instalaciones, mientras que el centro del municipio de La Carolina lo hará la próxima semana.

Así, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano, junto a la delegada territorial de Salud y Familias, Trinidad Rus, han visitado hoy el centro de Atención Temprana ‘Down’, en el que el equipo de profesionales atienden a 73 menores de 0 a 6 años. Las instalaciones cuentan con tres despachos (psicología, trabajo social y atención a padres), dos salas de logopedia, dos salas de psicología y una sala de psicomotricidad, junto a dos salas multiusos. La prestación a estos menores supone una inversión por parte de Salud y Familias de más de 82.000 euros anuales.

“La Junta de Andalucía ha realizado un gran un esfuerzo desde que se decretó el estado de alarma, para poder acompañar a los equipos de profesionales de la Atención Infantil Temprana (AIT) y a los menores que venían siendo atendidos por ellos, y dar una respuesta de acompañamiento a todas las familias en esta pandemia”, ha indicado Lozano. De este modo, destaca, entre otras medidas, que se facilitó la posibilidad de prestar atención telemática a las familias, y se llevó a cabo la creación en la página web de familias de un apartado informativo sobre Atención Infantil Temprana y COVID-19 https://www.familiasandalucia.es/atencion-infantil-temprana-documentacion-pandemia-covid-19/, y un teléfono gratuito de Información para familias con menores de 6 años con sospecha de trastornos en su desarrollo.

El proceso de atención presencial se realiza una vez se flexibilizan determinadas medidas adoptadas, entre ellas, al levantar la suspensión del ejercicio de actividades presenciales del servicio público de Atención Infantil Temprana en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Este reinicio de la actividad “se realiza de forma progresiva y escalonada, atendiendo en todo caso a las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias”, ha indicado.

En Jaén se están atendiendo a más de 1.329 menores mensualmente entre los 20 centros CAIT que tiene distribuidos nuestra provincia, situándose la media del inicio de la actividad presencial con los menores en los centros en torno al 36% de los casos, frente al 64% de la actividad telemática (consistente en citas periódicas mediante llamadas telefónicas, videollamadas, visionado de vídeos, correos electrónicos, mensajes instantáneos, envíos de planes de intervención y programas de actividades personalizadas, etcétera) en las primeras semanas de actividad presencial. El porcentaje de actividad presencial va a ir incrementándose atendiendo a las necesidades de cada centro.

Medidas sanitarias

La Consejería de Salud y Familias ha establecido una serie de recomendaciones higiénico-sanitarias para los Centros de Atención Infantil Temprana (CAIT) por la vuelta a su actividad presencial. Estos centros, que atienden a población infantil andaluza de 0 a 6 años con determinados trastornos en su desarrollo, deben implementar, entre otras, medidas generales de higiene de sus trabajadores y profesionales, y cuidar la limpieza y desinfección de locales y la disposición de elementos, salvaguardando la distancia social.

Respecto a la comunicación con las familias, se recomienda a los centros retomar la actividad y evaluar, por parte del pediatra de referencia de cada niño o niña, la progresiva incorporación a las sesiones de los menores que presenten patologías que puedan suponer un mayor riesgo de complicaciones en caso de infección por coronavirus.

Los Centros de Atención Infantil Temprana no han interrumpido su actividad desde que comenzó la crisis sanitaria, desarrollándola de forma telemática, si bien, para su nueva actividad presencial, cada centro ha desarrollado un Plan de Actuación específico, que, tras evaluar las características del cada uno, contempla todas medidas como la desinfección y limpieza de las instalaciones, mobiliario y materiales, así como adquiriendo los Equipos de Protección Individual (EPI) adecuados al nivel de riesgo (de acuerdo a la evaluación del Servicio de Prevención de riesgos laborales) y dotando el lugar de trabajo con geles hidroalcohólicos para la limpieza de manos, así como el reparto de 5.000 mascarillas por parte de la Delegación de Salud y Familias. Junto a ello, todos los profesionales de los centros se han realizado test para descartar el COVID-19, con resultados negativos en todos ellos.

Desde la Delegación Territorial de Salud y Familias se han mantenido reuniones telemáticas para conocer de primera mano el proceso de incorporación presencial de usuarios con entidades responsables de cada centro, así como para agradecer a todos los equipos de profesionales su dedicación e implicación personal en la atención de los menores y sus familias.