El parlamentario Felipe López lamentó hoy la respuesta “insuficiente y tardía” de la Junta de Andalucía en materia de atención social y denunció que más de 10.000 personas en la provincia de Jaén “están pendientes de valoración” para las ayudas de la Ley de Dependencia.

En el pleno del Parlamento andaluz, López recordó que la orden ministerial que flexibiliza las restricciones del Estado de Alarma en materia de servicios sociales fue publicada el 9 de mayo y entró en vigor el 11 de mayo. Sin embargo, la Junta no puso en marcha el proceso para reactivar el sistema de servicios sociales y dependencia “hasta el 18 de mayo”, una respuesta que calificó de “insuficiente y tardía” propia de la “pereza” que caracteriza la gestión del Gobierno andaluz.

En el caso concreto de la atención a la Dependencia, López reprochó a la Junta esta “semana tardía” cuando hay que atender a 120.000 personas en Andalucía pendientes de valoración, de las que más de 10.000 corresponden a la lista de espera de Jaén. “Deberían darse más prisa y buscar mecanismos para no perder una semana, como ha ocurrido, y que haya más agilidad”, reclamó.

López argumentó que esta pandemia venía “sin manual de instrucciones” para afrontarla, pero sí advirtió que “tenemos la experiencia de cómo se sale de una crisis financiera y económica cuando gobierna la derecha: sacrificando sobre la espaldas de los más débiles las consecuencias de esa crisis”. “No cojan ese camino. Cojan el camino del Gobierno de España y su escudo social para proteger a la mayoría de la ciudadanía y que nadie quede atrás”, instó.

El parlamentario socialista reprochó a la Junta que muestre “celeridad” en asuntos para los que no está autorizado –como cuando el vicepresidente Juan Marín pidió que se pasara de fase “sin que se cumplieran las condiciones sanitarias”—y en cambio se maneje con parsimonia “en los temas para los que sí está autorizado a actuar”.