La Universidad de Jaén ha elaborado un ‘Plan para la reincorporación progresiva a la actividad presencial en los centros de trabajo de la UJA’, en el que se recoge la reanudación gradual y progresiva de la actividad universitaria, excepto la docencia que continuará no presencial durante este curso, con las suficientes garantías para la seguridad y salud de las personas trabajadoras y usuarias, una vez que la provincia ha entrado en la Fase 1 en el marco del actual estado de alarma declarado por la pandemia de COVID-19.

El objetivo de este documento es establecer las medidas preventivas a adoptar que permitan llevar a cabo la reincorporación progresiva a la actividad presencial (medidas organizativas, técnicas y de protección colectivas e individuales), que estarán siempre dirigidas a la prevención de la infección por la COVID-19, para impedir su propagación y garantizar la seguridad y la salud de todas las personas trabajadoras en los espacios de la UJA, y que seguirán en todo momento las recomendaciones, adaptadas a las circunstancias particulares de los centros de trabajo de la UJA, dictadas por las autoridades sanitarias. “Es responsabilidad de todas las personas trabajadoras contribuir al cumplimiento estricto de las medidas de protección implantadas, encaminadas a controlar y reducir la transmisión de la COVID-19”, indica Nicolás Ruiz, gerente de la Universidad de Jaén, que aclara que dicho Plan ha sido elaborado por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales y sometido a consulta del Comité de Seguridad y Salud de la UJA.

En este sentido, el Plan aborda los criterios generales a aplicar en la reincorporación de las personas trabajadoras a sus puestos de trabajo, el procedimiento del retorno escalonado a las actividades universitarias por colectivos, las medidas preventivas generales de carácter obligatorio para todo el personal que retorne al trabajo presencial, las medidas específicas en las tareas de atención al público, o el procedimiento a seguir por las personas trabajadoras en caso de manifestación de síntomas en el lugar de trabajo.

Así, la reincorporación presencial a los puestos de trabajo deberá realizarse de forma progresiva, en función de las necesidades que los mismos requieran en cada momento, y siempre previa evaluación del puesto de trabajo, realizada por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales. En este sentido, la Universidad de Jaén recomienda mantener, en todos los casos en los que sea factible, la prestación del trabajo mediante medios telemáticos como medida preferente. Para las actividades de atención al público, y antes de su puesta en marcha, se deberán adaptar los espacios a las condiciones y recomendaciones de seguridad adecuadas para minimizar el riesgo de contagio.

Por lo que respecta a las actividades de investigación de manera presencial en las instalaciones universitarias, deberán ser evaluadas previamente antes de su reanudación, teniendo en cuenta el número de personas, los espacios de trabajo y los medios de protección adecuados y disponibles. Todo el personal docente e investigador mantendrá el criterio general de realizar su actividad por medios telemáticos, evitando, con carácter general, su desplazamiento a los campus.

Desde Gerencia se apunta que el escenario con el que se encuentra la Universidad de Jaén es el de baja probabilidad de exposición, debido a que con carácter general no hay atención directa al público y cuando la hay, se produce a más de 2 metros de distancia o se dispone de medidas de protección colectiva, como cierres con cristales, mamparas, etc.