Agentes de la Policía Nacional adscritos a la U.D.E.V.- PATRIMONIO de la Comisaría de Jaén, han detenido a un conocido y violento delincuente que agredió brutalmente a una mujer de 73 años y al policía que le perseguía en su huida, después de haber sido detectado cuando merodeaba en los alrededores de una farmacia de la ciudad. La mujer fue arrojada al suelo con el fin de entorpecer su detención, provocándola diferentes lesiones. Al policía que lo redujo le causó multitud de lesiones que provocaron su baja en el servicio activo.

Los investigadores se encontraban realizando funciones de prevención en el entorno de las farmacias de la ciudad cuando observaron al detenido, conocido delincuente de Jaén, merodeando por una de éstas. Pese a ir en vehículo camuflado, el arrestado observó la presencia policial huyendo a gran velocidad. Los agentes se apearon del vehículo, siguiéndole a la carrera pues sabían que sobre él pesaba una orden de busca y captura ordenada por un juzgado de Jaén.

Arrojó a una mujer al suelo sabedor de que el policía la atendería facilitando así su huida
Después de huir por diferentes calles de la ciudad, concretamente en la calle Colegio, siendo consciente de que iba a ser interceptado, lejos de deponer su actitud, presuntamente lanzó contra el suelo a una mujer de 73 años, que en ese momento se encontraba paseando dentro del horario permitido por el Real Decreto de Estado de Alarma, para de ésta manera evitar ser detenido. Dicha mujer se golpeó contra unos escalones en su espalda quedando tirada en el suelo. Uno de los agentes evitó golpear a la mujer consiguiendo interceptarle, mientras el otro la atendió.

Una vez interceptado, arremetió contra el funcionario policial lanzando contra él todo tipo de golpes y patadas, aun así, el policía logró su detención solicitando apoyo al resto de indicativos policiales. Éstos, al
personarse en la calle observaron la brutal agresión del arrestado hacia el agente.

Le había sustraído a un repartidor la cartera y el terminal móvil

Una vez reducido, los agentes le encontraron entre sus pertenencias una cartera y un móvil, que momentos antes había sustraído de un vehículo a un repartidor de mensajería que le sorprendió cuando volvía de realizar un reparto.

El arrestado tiene un amplio historial delictivo cuyo perfil le define como muy escurridizo, altamente violento y experto en robos en viviendas con sus moradores en su interior, no dudando en ejercer la violencia cuando se ve sorprendido.

La mujer, asistida en todo momento por uno de los agentes fue trasladada hasta el hospital para ser atendida por las lesiones sufridas. El agente igualmente fue tratado de las diferentes lesiones que padecía que
provocaron su baja temporal en el servicio activo.

El arrestado fue puesto a disposición de la autoridad judicial que decretó su puesta en libertad.