Los concejales de Adelante Jaén piden al Equipo de Gobierno del Ayuntamiento (PSOE-Cs) que adapte la movilidad urbana a la situación actual de desconfinamiento progresivo que inició la población el pasado fin de semana motivado por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19. La propuesta de este grupo municipal contempla la reducción de carriles destinados al tráfico rodado en aquellas vía que cuenten con más de una calzada por sentido para ofrecer a los peatones y ciclistas la posibilidad de transitar por los viales más cercanos a las aceras y duplicar el espacio utilizable para pasear o andar guardando la distancia social recomendada. Igualmente, Adelante Jaén considera “recomendable y efectivo” limitar la velocidad por estos viales y el centro de la ciudad a 20 kilómetros por hora para favorecer que, en aquellas calles con aceras estrechas en las que los peatones se ven obligados a invadir la calzada para evitar el contacto con otros viandantes, se utilice el espacio reservado a los automóviles sin peligro de atropellos. “No tiene sentido que en un momento en el que el tráfico en las ciudades se ha reducido drásticamente debido al paro de la actividad económica, los vehículos cuenten con un espacio que no utilizan mientras los peatones encuentran dificultades para mantener la distancia social en las aceras”, señala Javier Ureña.

Adelante Jaén propone además la apertura de jardines y parques para facilitar la práctica deportiva de los corredores. De este modo, las zonas de esparcimiento de Andrés de Vandelvira, Humorista Santi Rodríguez, Jardín Botánico, Seminario, Juan Pablo II, Parque del Íbero y Jabalcuz ofrecerían espacios abiertos para esta actividad sin comprometer la seguridad de los corredores y liberando espacio del entorno urbano para peatones. Los aparatos destinados al ejercicio físico se mantendrían precitados para evitar su uso. La misma propuesta para quienes practican running incluiría delimitar para esta actividad la plataforma del tranvía donde podría respetarse la distancia de seguridad adecuada entre deportistas.

El largo confinamiento y la previsión del mantenimiento del estado de alarma ha provocado la necesidad de abandonar los hogares para disfrutar del aire libre a lo que ha ayudado el buen tiempo que disfrutamos en este momento por lo que “hay que ofrecer a la ciudadanía espacios seguros para su esparcimiento y la apertura de parques puede ayudar a descongestionar zonas muy pobladas como el Gran Eje donde la movilidad de las personas debe contar con más posibilidades en detrimento de un tráfico rodado bastante escaso”, señala Ureña.