Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Unidad policial de la Junta de Andalucía, han detenido a dos personas, una de ellas menor de edad, por el presunto robo de dos ciclomotores. Los detenidos viajaban en éstos que habían sido denunciados como sustraídos, uno en Jaén y el otro en la localidad de Jamilena, cambiando, con el fin de pasar desapercibidos, los bastidores de los vehículos. A los detenidos, además del robo se les imputa la supuesta autoría de falsificación en documento público, al portar el ciclomotor las placas y documentación de otro, suplantando al vehículo sustraído. Los agentes de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Junta de Andalucía, están desarrollando labores de Seguridad Ciudadana en la ciudad bajo el mando único decretado por el Estado de Alarma, poniendo todos sus efectivos bajo las órdenes emanadas desde la Jefatura de la Comisaría Provincial.

Un policía, fuera de servicio, fue el que dio la voz de alarma al observar, en una gasolinera de la ciudad, a dos personas en sendos ciclomotores que se encontraban repostando donde él se encontraba y que sospechaba que podrían estar denunciados como sustraídos. Dos indicativos de la Unidad Adscrita junto a una patrulla de Seguridad Ciudadana se desplazaron hasta el lugar. Los agentes de la Unidad dieron el alto a los arrestados comprobando su documentación y las placas de matrícula. Uno de los ciclomotores circulaba sin seguro y tenía caducada la ITV desde al año 2018.

Los agentes pasaron a comprobar el número de bastidor del vehículo, éste estaba rayado, observando que no tenía el bombín de la llave de contacto y el bloqueo estaba fracturado. Al consultar dicho bastidor, comprobaron que éste pertenecía a otro vehículo que había sido sustraído en la localidad de Jamilena el pasado 13 de marzo.

Apoyados por un indicativo de Policía Local, éste se trasladó hasta el domicilio para comprobar si el titular de la placa de matrícula había denunciado el robo de su vehículo. Entrevistados con el padre del titular,
éste relató a los agentes que su hijo se encontraba en prisión cumpliendo condena y que se dedicaba a la compra-venta de piezas de ciclomotores y motocicletas, comprobando que en el lugar se encontraba el chasis cuyo número de bastidor correspondía a la placa de matrícula del ciclomotor que uno de los arrestados conducía.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial y los vehículos entregados a sus legítimos propietarios.