Agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Briaga de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Jaén, intervinieron al rescate de un hombre de 74 años de edad que se encontraba tirado en el suelo de su vivienda sin apenas síntomas vitales. Los agentes lograron estabilizarlo realizándole maniobras de reanimación consiguiendo que la víctima volviera a respirar llegando a estabilizarlo hasta la llegada de los servicios sanitarios.

La Sala Operativa del 091 atendió la llamada del propietario de una vivienda, el cual la tenía alquilada a un hombre del que trataba ponerse en contacto con él y que durante tres días no sabía nada.

A la llegada de los agentes, el propietario les relató su extrañeza ya que llevaba varios días sin tener noticias de su inquilino, comunicándoles que había intentado acceder al interior de la vivienda con una copia de llaves que tenía gracias al arrendatario. Los policías intentaron infructuosamente el acceso con las llaves ya que la cerradura, en su interior, las tenía puestas.

Un vecino facilitó la entrada a uno de los agentes a su vivienda, a través de ésta, pudo irrumpir en el domicilio de la víctima mediante un patio interior, franqueando la puerta al resto de los agentes que realizaron una inspección ocular, localizando al inquilino que se encontraba tirado en el suelo entre el baño y una de las habitaciones presentando indicios de fallecimiento. Al comprobar las constantes vitales, éstas eran muy débiles por lo que iniciaron las maniobras de reanimación hasta que consiguieron que recuperara la consciencia, dando síntomas de asfixia; por lo cual le reincorporaron hasta la llegada de los servicios sanitarios que manifestaron a los agentes que los síntomas eran compatibles con el COVID-19, procediendo a su traslado al hospital médico-quirúrgico de la capital. La víctima progresa positivamente.