El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Jaén ha vuelto a exigir una vez más al Director Gerente del Hospital Universitario de Jaén que cese la práctica de esterilizar y reutilizar material de protección individual (EPIs) frente al Covid-19. En un tercer escrito, SATSE ha trasladado su preocupación respecto a la reutilización de los EPIs para la asistencia a pacientes con covid-19 o sospechosos de estar infectados, e insiste en la importancia de que los profesionales sanitarios dispongan de equipos de protección adecuados para hacer frente al virus con todas las garantías de seguridad.

El Sindicato de Enfermería recuerda que el pasado 31 de marzo se instauró en este centro hospitalario el reprocesamiento de material de un solo uso (mascarillas FFP2, FFP3 y batas) para su reutilización, y a día de hoy SATSE tiene constancia que esta práctica ya se ha extendido a las distintas unidades del hospital.

Continúa detallando el Sindicato que incluso algunas batas que se han tratado para ser reutilizadas cuentan ya con importantes defectos, como agujeros, lazos de sujeción rotos o desgarros durante su colocación, lo que pone en evidencia la fragilidad y baja calidad del material que actualmente se utiliza.

Desde el punto de vista de SATSE, esta práctica carece de normativa o evidencia científica que la avale y reclama que se dote a los profesionales de equipos de protección suficientes y homologados.

Es fundamental, y así se lo ha hecho saber el Sindicato de Enfermería al Director Gerente, que a pesar de la situación excepcional causada por el Covid-19 no se debe perder de vista la normativa fundamental que protege la salud laboral de los trabajadores, señalando que la normativa legal y técnica pone de relieve que la reutilización y/o desinfección de los EPIs, por lo que no está avalada científicamente y por lo tanto no debe realizarse.

Una situación que tiene especialmente preocupado a SATSE ya que considera primordial que los sanitarios puedan actuar disponiendo de todas las medidas de seguridad requeridas, y a su vez recuerda que es importante conocer las posibles consecuencias de todo tipo que puede implicar la reutilización del material de un solo uso (previa esterilización). Una técnica que sin duda está contribuyendo a que la suma de profesionales contagiados por Covid-19 no deje de aumentar.

El Sindicato de Enfermería finaliza exigiendo que se adopten las medidas necesarias para dotar a los profesionales de equipos de protección suficientes y homologados para poner freno a esta sangría y que se cese de manera inmediata en la reutilización de los EPIs. En esta línea, SATSE también ha exigido la realización de los test de detección pertinentes para conocer si los profesionales están o no infectados, y evitar así que éstos se conviertan también en vectores de la propagación del virus.