El presidente del Instituto Municipal de Empleo y Formación Empresarial (IMEFE), Francisco Díaz, ha recordado que “se ha ampliado hasta el 20 de mayo el plazo de presentación e ingreso de las declaraciones y autoliquidaciones tributarias de autónomos y pequeñas y medianas empresas con volumen de operaciones inferior a 600.000 euros en el año 2019, según recoge el Real Decreto-ley 14/2020, de 14 de abril”.

Francisco Díaz ha indicado que “de esta manera, tendrán que presentar los modelos tributarios correspondientes al primer trimestre del año 2020, pero cambia la fecha de presentación y pago del 20 de abril al 20 de mayo y para el caso de domiciliaciones de los impuestos el plazo también se atrasaría hasta el 15 de mayo” y que “la medida afecta a los modelos tributarios correspondientes a los meses de enero, febrero y marzo para las retenciones (modelos 111 y 115), para la autoliquidación del IVA (modelo 303 o 309), operaciones intracomunitarias (modelo 349) y los pagos fraccionados del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (modelos 130 o 131) y del Impuesto de Sociedades (modelo 202)”.

El edil ha recordado que “aquellas personas que tengan una pequeña o mediana empresa o sean autónomos y quieran hacer consultas o resolver dudas acerca de esta u otras cuestiones pueden dirigirse a los servicios de atención a autónomos y empresas del IMEFE a través de los números de teléfono 673660786 y 953245520 EXT 5520”.

El presidente del IMEFE ha afirmado que “medidas como esta contribuyen a dar oxígeno y flexibilizar las obligaciones tributarias de autónomos y empresas que están sufriendo las consecuencias de la crisis sanitaria, a pesar de lo que continúan esforzándose para mantener la actividad”.

Díaz ha incidido en que “es necesario continuar articulando mecanismos para mitigar el impacto económico de la pandemia sobre nuestro tejido productivo, así como medidas como la presente, que permitirá el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales, teniendo en cuenta no solo el descenso de ingresos en determinadas empresas y negocios, sino también las limitaciones en materia de movilidad a las que la población está sujeta, lo que dificulta o impide en muchos casos tal cumplimiento”.